Solicitan investigar a Juan Ale por dos casos de abusos ultrajantes

El Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn solicitó a la jueza Patricia Reyes que se formalice la investigación por dos casos de abuso sexual gravemente ultrajante contra el exjefe de policía y exdiputado provincial, Juan Luis Ale. Su defensor pidió la prescripción de la causa. En tres días hábiles se resolverá si se dicta la apertura de investigación.

La jueza de Puerto Madryn, Patricia Reyes, resolverá el miércoles si como solicita la Fiscalía, habilitará la apertura formal de la investigación contra el exdiputado provincial y exjefe de la Policía de Chubut, Juan Luis Ale, por la presunta comisión de los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante agravado” respecto de dos víctimas.

La audiencia se efectuó en la mañana del jueves mediante videoconferencia, ya que Ale se encuentra viviendo en Esquel. La fiscal del caso, María Alejandra Hernández, de la oficina de Violencia de Género e Integridad Sexual, solicitó la apertura formal de la investigación.

Ale decidió no declarar. “Niego todos y cada uno de los hechos y me niego a declarar”, sostuvo. El comisario retirado fue patrocinado por el abogado particular Adrián Sandoval, quien planteó la prescripción de los delitos, cometidos –según la imputación, entre los años 1998 a 2001- cuando las víctimas eran menores de edad. Y sostuvo que la “Ley Piazza” no correspondía aplicarla.

La denominada “Ley Piazza”, en relación al diseñador de modas Roberto Piazza, es una modificación a la Ley Penal que amplía el artículo 63 del Código Penal, y sostiene que la prescripción de los delitos sexuales comienza a correr desde el momento en que se denuncia.

La ley nació de un libro biográfico de Piazza en el que el diseñador confesó haber sido abusado de pequeño. El proyecto fue redactado por sus abogados y luego presentado por María Eugenia Estenssoro en el Senado.

La fiscal Hernández afirmó: “la Ley 27.206 apunta, básicamente, a que los plazos de prescripción de los delitos contra la integridad sexual, en víctimas menores de edad, empiezan a correr una vez que la víctima denuncia, independientemente de su edad”.

“Gran parte de los delitos cometidos contra la integridad sexual de menores muchas veces no son denunciados en función de que la víctima no está en condiciones de defenderse y porque depende de la representación de algún adulto quien, en muchos casos, podría identificarse como el propio agresor”, explicó.

Para finalizar, Hernández sostuvo: “estamos en una nueva etapa y la ley busca proteger a los niños y niñas y a los adultos que pasaron por este tipo de delitos. Las víctimas que no hayan podido defenderse durante su niñez, en la que dependían de una representación legal de un mayor, pueden hacerlo siendo mayores sin que el delito prescriba”.

De esa manera, la jueza Reyes dispuso un cuarto intermedio de tres días hábiles para dar su veredicto sobre la apertura formal de la causa. En caso de otorgarse, la Fiscalía tendrá el plazo legal de investigación de seis meses. Una vez que se cumpla, puede acusar para elevar la causa a juicio y, en caso de Ale ser condenado, su pena en expectativa es de efectivo cumplimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico