Un jugador asesinó a un árbitro en pleno partido

La víctima, José Amaya, fue salvajemente golpeado por un futbolista al que expulsó en un partido de un torneo amateur.

Un acto cruel e inhumano deja en shock al fútbol de El Salvador. José Arnoldo Amaya, árbitro que se encontraba dirigiendo un partido de un torneo amateur, fue asesinado a golpes por un jugador al que había expulsado. El juez de 63 años recibió una fuerte patada en el pecho y cayó al suelo, quedando inconsciente por los impactos recibidos, los cuales le causaron una hemorragia interna que instantes más tarde le provocarían la muerte.

Tras la golpiza, el hombre fue trasladado de la cancha ubicada en la Playa de Toluca al hospital más cercano, donde terminó perdiendo la vida por los múltiples ataques recibidos. El repudiable hecho causó mucha conmoción en el país centroamericano y desde las redes sociales se inició una campaña para encontrar al asesino, quien se encuentra prófugo.

Según contó el hijo de la víctima, Jairo Amaya, el árbitro amonestó en primera instancia al futbolista y luego lo terminó expulsando por doble amarilla. Esto desató la locura del jugador amateur, quien inmediatamente lo atacó a golpes ante la vista de todos los presentes.

"Yo solo recibí por teléfono la noticia de lo que le pasó a mi papá. Yo no estaba en la cancha. Supe que el agresor lo ultrajó y luego mi padre lo expulsó. Tras eso le dio un golpe hasta hacerlo caer y ahí se lo mató a golpes. Camino al hospital, mi papá ya estaba grave y ahí falleció. Por ahora, ni la policía ni nadie me ha dado datos específicos sobre quién agredió a mi padre, entiendo que es por la seguridad de nuestra familia. Estoy a la espera...", declaró Jairo en los medios de El Salvador.

José Arnoldo Amaya llevaba más de 30 años dirigiendo el fútbol aficionado salvadoreño, profesión a la que se dedicó después de ganarse la vida como sastre. El asesinato del réferi causó tanto revuelo que hasta la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) emitió un comunicado en el que lamenta su muerte.

"La Federación Salvadoreña de Fútbol condena, lamenta y rechaza la agresión física con un resultado fatal en la humanidad del árbitro José Arnoldo Amaya, por pseudoaficionados y jugadores durante un partido que dirigía en la cancha Toluca de San Salvador", comienza el escrito.

"Como Federación repudiamos todos los actos de violencia que se están generando en los diferentes escenarios deportivos del país. El árbitro Amaya pertenecía a la Asociación Nacional de Árbitros de Fútbol de El Salvador, fue brutalmente atacado y posteriormente trasladado al Hospital Zacamil", agrega a continuación.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico