Una mujer escapó con un cuchillo clavado en la espalda tras un ataque de su ex

La mujer de 44 años fue trasladada a un hospital y se encontraría fuera de peligro. El victimario estaba denunciado por violencia de género. "Dios mío, déjame en paz hijo de puta", habría gritado la víctima, mientras intentaba huir bañada en sangre.

En Santiago del Estero una mujer de 44 años fue apuñalada por su expareja, a quien había denunciado por violencia de género. Gravemente herida, la víctima fue trasladada al Hospital Regional y se encontraría fuera de peligro. Posteriormente, el hombre se suicidó, tirándose bajo un vehículo en movimiento.

La violenta situación ocurrió el pasado lunes 8 de septiembre en la casa de Verónica Chávez, ubicada en las calles Congreso y Circunvalación del barrio Industrial de la capital provincial. Allí vive con sus 7 hijos, producto de la relación que había mantenido con el victimario Martín Ledesma (44).

Todo comenzó cuando el hombre se dirigió hasta esa vivienda para solicitarle a su exmujer que lo perdonará por los hechos de violencia de género cometidos, según indicó el diario local el Litoral; y por los cuales se habían separado. Al ser rechazadas sus disculpas, el hombre la apuñaló al menos en 7 oportunidades.

“Vas a morir", habría sido el ultimátum del pintor enceguecido, según el medio local. "Dios mío, déjame en paz hijo de puta", habría gritado Verónica, mientras intentaba huir bañada en sangre.

Gravemente herida, Chávez pudo llegar hasta una casa cercana para solicitar ayuda con un cuchillo clavado en su espalda; y en un auto particular fue trasladada al hospital. La mujer recibió dos puñaladas en el tórax, que tendrían algún compromiso, y otras cinco en los brazos, aunque se encontraría fuera de peligro.

Luego de tratar de asesinarla, Ledesma escapó de la escena y terminó arrojándose al paso de un auto, cuyo conductor siguió su marcha sin detenerse. El hecho fue visto por una mujer que si detuvo su vehículo y alertó a la policía. Cuando llegaron los paramédicos constataron que Ledesma había muerto.

Los policías secuestraron un cuchillo tipo carnicero y deberan citar a las personas que de alguna manera presenciaron la escena de violencia. Ante de estos hechos, Chávez había denunciado a Ledesma por situaciones violentas y sobre él recaía un pedido de detención desde el 28 de agosto, requerido por la fiscal Judith Díaz y aceptado por un juez. Sin embargo, la policía no había podido detenerlo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico