Walter Perea sueña con dar el salto en el segundo semestre

Luego de un primer semestre donde entrenó en Reserva y compartió prácticas con la Primera de Independiente de Avellaneda, regresó al sur y descansa unos días en la ciudad del Gorosito. Con 20 años quiere llegar a Primera división en la segunda mitad de 2019.

Cuando un juvenil se va a Buenos Aires en busca de un sueño deportivo, cuando tiene un par de días o una semana, siempre regresa al lugar de origen. A buscar ese cariño genuino que renueve la esperanza y recargue las pilas para regresar a la “ciudad de la furia” con más ganas.

Walter Perea disfruta de sus días de descanso en su Caleta Olivia natal. Con 20 años, el joven futbolista es parte de la Reserva de Independiente y ya se codeó con los grandes en algunos entrenamientos y partidos amistosos.

Tras el primer semestre futbolístico en la Reserva del “Rojo” de Avellaneda en el que le tocó jugar poco, el defensor surgido del Club Mar del Plata disfruta de su semana libre en Caleta Olivia. El crecimiento como futbolista de Walter se potenció tras su fugaz paso por la Comisión de Actividades Infantiles de Comodoro Rivadavia y luego tres años de inferiores en San Lorenzo de Almagro. Hace aproximadamente un año, llegó a préstamo a Independiente.

El sitio deportivo Patagonia Deportes publicó una nota con el jugador caletense donde habla de su primer semestre, de la relación con el ahora ex técnico Ariel Holan y de las expectativas para la segunda mitad del 2019.

“Fue una etapa bastante dura de entrenamiento, con experiencias muy lindas que me van a servir para el futuro. Haber entrenado con la Primera varias veces y haber jugado un par de amistosos”, explicó Perea.

El defensor compartió entrenamientos con jugadores experimentados, y cuenta la experiencia de jugar a la par de ellos. “Al principio te agarra un poco de nervios y pensas más que nada en tratar de no equivocarte, pero gracias a Dios estuve compartiendo cancha jugadores como Sánchez Miño y Nico Domingo. Ellos son los que más me apoyaron y me daban confianza para que esté tranquilo y haga lo que sé hacer”, admitió.

En Caleta disfruta de su familia, de los amigos pero también se hizo un tiempo para ver fútbol. La gente, grandes y chicos, se acercó a saludarlo y sacarse fotos. Perea, con 20 años, cuenta que siente cuando le pasan estas cosas. “A mí me pone muy contento. Me pongo a pensar y es algo que siempre soñé. Que se puedan acercar los chiquitos a preguntarme cosas y que yo les pueda dar consejos; decirles que ellos pueden porque yo lo hice, es algo que me alegra mucho”, explicó.

El pasado fin de semana estuvo observando el partido entre Estrella Norte y Mar del Plata, instituciones que le abrieron las puertas en su momento. “Los más grandes me abrieron las puertas del club Mar del Plata apenas llegué y son los que siempre estuvieron conmigo. Después están los jugadores con los que compartí plantel en los Juegos Evita cuando viajamos a la instancia Nacional e hicimos algo histórico que hasta ahora nadie pudo igualar. En Estrella Norte también tengo varios amigos, jugué en Chile el Mundialito de Valdivia para ellos. Me han quedado conocidos de ambos lados. Es lindo poder ir y que ambos equipos me saluden”.

Al ser consultado sobre lo que se viene en su carrera deportiva, el joven defensor admitió que “hasta ahora no estamos informados de nada como se va a organizar. Ariel Holan se fue de la dirección técnica de Primera y su ayudante de campo era nuestro técnico en Reserva así que también dejó su puesto. Tenemos que esperar que alguien agarre Reserva y ver que jugador le gusta para empezar de nuevo. Dios quiera que me toque nuevamente”.

Sebastián Beccacece es el nuevo DT de la Primera de Independiente, y eso sin dudas que renueva expectativas para los juveniles que buscan su lugar. “Las posibilidades siempre están. El técnico es nuevo y se empieza todo de cero. Así como te puede jugar a favor, también te puede jugar en contra. Holan se fue, ya tenía varios entrenamientos con él y me conocía. Esto puede ser un salto para bien o para mal. Vamos a ver qué pasa”, sentenció.

El juvenil está a préstamo hasta fin de año por parte de la CAI. Después no sabe qué pasará, pero por el momento solo tiene en claro que en este segundo semestre debe dar lo mejor para ganarse un lugar en Reserva o Primera por qué no, de uno de los clubes más grandes de la Argentina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico