Yoga en el primer trimestre del embarazo

El yoga es un deporte recomendado para las embarazadas. En el primer trimestre del embarazo, los ejercicios de yoga se deben centrar en la respiración y la relajación.

Practicar yoga en el embarazo es muy recomendable, aunque a la hora de elegir las posturas o asanas, es importante tener en cuenta nuestro estado de salud y también la evolución del bebé.

Siempre consultá con tu médico antes de comenzar a hacer los ejercicios. Estas dos técnicas ayudarán a la hora de practicar ejercicios en los demás trimestres del embarazo, y además colaborarán a evitar las náuseas características de los primeros tres meses.

POSTURA DEL MOLINO

Sentada en el suelo, abrí las piernas todo lo que puedas y estiralas. Mantené la espalda recta. Juntá las palmas de las manos y entrecruzá los dedos para hacer un puño.Expirá y hacé un medio círculo con la pelvis mientras echas tu tronco hacia atrás.

Mantené las manos junto al pecho.Completá con otro medio círculo mientras expiras, estirando los brazos hacia la pierna izquierda y luego hacia la derecha. Realizá los dos pasos de forma continuada, dando así vueltas sobre tu pelvis.

POSTURA DEL GIRODE CINTURA

De pie, abrí tus piernas a la altura de las caderas. Mientras girás el tronco hacia la derecha, tocá tu hombro derecho con tu brazo izquierdo, y llevá tu brazo derecho por la espalda hasta tu cadera izquierda.

Mantené la postura.Volvé a la posición inicial y estirá los brazos. Inhalá y repetí el ejercicio hacia el otro lado.

La presión sanguínea baja al principio del embarazo y puede provocar mareos, de modo que no permanezcas en posturas de pie durante largos períodos de tiempo.

Las posturas en los primeros tres meses del embarazo deben ser suaves y relajadas para evitar mareos. Recordá además que debes hidratar tu cuerpo con regularidad, cada 15-20 minutos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico