El mundo en los ojos de una viajera

Aniko Villalba tiene 30 años, nació en Buenos Aires y poco después de recibirse de comunicadora social, con unos precoces 22 años se lanzó de lleno a un sueño: viajar y vivir de ello.


Aniko Villalba tiene 30 años, nació en Buenos Aires y poco después de recibirse de comunicadora social, con unos precoces 22 años se lanzó de lleno a un sueño: viajar y vivir de ello. Con sus blogs y libros es guía y consejera turística pero sobre todo una inspiración para muchas mujeres que temen salir de su zona de confort.
Su primera aventura fue por tierra por toda América Latina. "Muchas personas me desalentaban y me decían que estaba loca, que me iba a pasar de todo, que el mundo era un lugar muy hostil", cuenta esta escritora itinerante –como le gusta describirse- que no se considera valiente, paradójicamente admite que una de las cosas que más le daba miedo es volar y que fue con el tiempo que supo controlar este temor nacido luego de una mala experiencia con una turbulencia.
El fin de muchos es sin dudas vivir de lo que ama, pero según comenta Aniko a Viajes & Turismo no fue así desde el principio. "Era mi objetivo pero no sabía si sería posible. Quería viajar, escribir y vivir de eso. Me llevó varios años empezar a financiarme mientras viajaba, recién al publicar mis libros (cinco años después de empezar a viajar) pude generar ingresos estables, vivir de eso y seguir viajando", relata.
Durante su primer viaje Aniko comenzó un blog, además publicó sus aventuras en revistas y dio una charla TEDx, e incluso participó de la reconocida National Geographic, y tuvo el honor de ser invitada por ministerios de Turismo.
Desde el 2010 escribe en "Viajando por ahí", el blog que nació cuando se fue a Asia "sin fecha de vuelta". "Lo abrí con la intención de compartir mis historias con mi familia y de dar información práctica a quienes quisieran hacer el mismo viaje", cuenta humildemente quien es comúnmente señalada como una de las bloggeras viajeras más importantes actualmente. Es que con su encantadora manera de escribir, plasma sus recorridos, describe culturas, ilustra con sus propias fotos el mundo, aquel que muchos no se atreven a descubrir por sí mismos.
"Siempre fui bastante solitaria y de arreglármelas por mi cuenta en todo, por eso viajar sola no me pareció una idea tan loca", comenta y aconseja a las mujeres animarse, ya que "no hace falta tener una personalidad especial para irse sola, sean precavidas pero no paranoicas y siempre confíen en su intuición, para bien o para mal. Pero no se queden sin hacer el viaje que sueñan solo porque les da miedo".
Aunque admite que casos como el de las dos mochileras, Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22) encontradas muertas en Ecuador este año le provocan mucha tristeza, no limitan sus viajes. "Lamentablemente estas cosas pasan, y pasan aún más puertas para adentro. Creo que corro los mismos riesgos yéndome de viaje que quedándome en un solo lugar", confiesa. Y aunque cuando decidió irse aquella primera vez a hacer lo que ama en contra de lo que muchos le decían: "resolví los miedos enfrentándome a ellos: me fui de viaje igual y comprobé que el mundo es mucho más amable de lo que nos cuentan".

Conocé más de Aniko en:

Libros: anikovillalba.com

Blog de viajes: viajandoporahi.com

Blog de escritura: escribir.me

Instagram: anikovillalba



Escribí tu experiencia a viajesyturismo@elpatagonico.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico