Gremios estatales solicitan la apertura de paritaria y tratar licencias gremiales

Los gremios de la CTA Autónoma plantearon la existencia de un conflicto con el Gobierno provincial a raíz de la falta de convocatoria a paritarias en la segunda mitad del año para acordar aumentos salariales.
En el caso del gremio judicial, su representante José Luis Ronconi manifestó: "hay un tema grave que es el ataque a las organizaciones sindicales. Cada vez que hay un proceso neoliberal, recrudece. Cuando los docentes plantean la necesidad de reabrir paritaria para discutir aumento, el gobierno contesta con un ataque contrario al derecho, pretendiendo instalar frente a la sociedad que el problema son los trabajadores".
Puso el acento en que hoy todos los sindicatos provinciales están pidiendo la apertura de la mesa paritaria para discutir salarios "y la respuesta es el ataque a los gremios". En ese sentido argumentó que las licencias sindicales que gozan las instituciones y que fueron puestas en tela de juicio por el Estado, han sido acordadas en negociaciones paritarias y no pueden ser avasallados esos derechos. "Nuestra solidaridad con los trabajadores de la educación y en contra de esta política que pretende debilitar la organización de los trabajadores", sostuvo.
Por el gremio docente de la ATECh, Carlos Magno remarcó: "el plan que tiene el Gobierno nacional y provincial es de ajuste, con una política agresiva a los trabajadores, para cercenar derechos y para desbaratar toda la posibilidad de organización, al atacar los derechos sindicales como la licencia gremial, pero estos fueron derechos acordados con gobiernos anteriores, del 91 a la fecha, y que este gobierno quiere destruir".
Luego del paro nacional del último miércoles impulsado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), el gremio de trabajadores de la educación fijó su postura y señaló: "vamos a seguir con el plan de lucha, esto se definió en el sindicato porque estamos convencidos que es una política que viene a destruir los derechos laborales y ante eso no seremos pasivos".
En cuanto al paro del miércoles, Magno dijo que fue alto el nivel de adhesión de maestros y profesores, contra la política del gobierno nacional, a la vez que repudio: "somos tildados despectivamente ante la comunidad, pero hoy en ese marco está quedando claro para los trabajadores de la educación que no tenemos otra salida más que movilizarnos para no perder derechos conquistados".
Aseguró que seguirán movilizados pidiendo "que se reabran negociaciones sobre temas indiscutibles. El tema salarial es incuestionable; todos los sindicatos se están sumando a esa unidad y esto se tiene que tratar; no nos pueden responder que no hay dinero".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico