"Me gatilló dos veces, me pateó embarazada y me pegó en la cabeza con un palo de amasar"

Raquel Hartwig de 33 años es víctima de violencia de género y dio su crudo testimonio al El Patagónico de cómo su ex pareja la golpeaba: "sentí que me mataba", dijo. Pide que la Justicia acelere los tiempos y detenga al violento sujeto de 41 años que hasta este momento sigue libre con una prohibición de acercamiento.

Raquel hace 12 años llegó a Comodoro Rivadavia con la esperanza de conseguir un trabajo para sustentar a su hijo que actualmente es el mayor de cuatro hermanos.

Nunca se imaginó el calvario que le tocaría vivir al año de conocer a José Nemesio Gallardo de 41 años, padre de tres de sus hijos, y hoy su ex pareja, quien al poco tiempo de convivir comenzó con insultos y rápidamente pasó a las agresiones físicas.

El violento sujeto por años la golpeó a Raquel hasta el último jueves, día en que se animó a denunciarlo públicamente por redes sociales y ante la Justicia. "Hace 10 años que estoy sufriendo violencia", relató crudamente ante El Patagónico la mujer.

La violencia y machismo de José Gallardo es cotidiana tanto contra la mujer como hacia sus hijos y así lo describió: "insultaba a los chicos más grandes, a mi hija la trataba con palabras obscenas. A mí me trataba de lo peor, no podía ir ni una amiga, ni mi suegra porque supuestamente, su mamá, me aconsejaba para que lo deje".

El hostigamiento hacia ella era permanente y en una oportunidad en el año 2007 contó que le puso un revolver en la cabeza. "Yo sabía que él llegaba a la noche enojado y tenía un arma, un 38. Entonces un día la descargué porque tenía miedo que me haga algo. Y así fue, llegó un día y me gatilló dos veces".

La violencia llegó a tal extremo que en el año 2013, cuando Raquel se encontraba embarazada Gallardo la golpeó en el piso y además la agredió con un palo de amasar en la cabeza: "tengo una cicatriz por eso", expresó. "Me ha roto el tabique, tengo cicatrices en la cabeza, el hombro, me ha golpeado y pateado en el piso estando embarazada".

En una oportunidad, sostuvo que los hijos que tienen en común, también fueron víctimas del sujeto que vive y trabaja en una bloquera del barrio San Martín.

golpeada lista.jpg

"Yo tenía miedo de denunciarlo porque me decía ´te voy a sacar a los chicos, vos estas sola y no tenés a nadie, me dijo que me iba a hacer desaparecer", relató.

El miedo que aún sigue, porque el sujeto de 41 años si bien hace dos días se lo notificó en su domicilio que pesa una orden de prohibición de acercamiento, está en libertad. Hay una denuncia penal que ya fue elevada en la Comisaría de la Mujer.

La mujer dijo que tomó coraje al entender que "mis hijos están creciendo y tengo que cortar con esa cadena. Y con ayuda de la abuela lo estoy haciendo".

Raquel convivía con el hombre y sus hijos en una vivienda del barrio San Martín. "Él trabajaba con un camión de áridos que le compró su mama. Ahora tienen una bloquera con el hermano, en Claveles y San Martín, es una fachada eso porque en mi casa no traía un peso. Llegaba a la noche, enojado y se acostaba a dormir", manifestó la victima quien agregó que Gallardo tiene problemas con la bebida y drogas. "Fue violento toda la vida, a la hermana también le pagaba", finalizó con un solo pedido: que la justicia no la deje sola.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico