Otro accidente en el Roque González y un joven con graves lesiones

Lucas Jaramillo, de 26 años, se despistó y volcó en la noche del sábado en el camino Roque González, a la altura del ingreso a la zona de los molinos. Según la versión oficial, el joven dijo que perdió el control del rodado y por las múltiples lesiones que sufrió quedó internado en el área de terapia intensiva del Hospital Regional. Anoche permanecía estable. Sin embargo, algunos testigos afirman que en realidad chocó contra un móvil policial.

Luego de que el martes 22 de marzo la jugadora y entrenadora de hóckey, Cristina Soledad López (28), perdiera la vida en un accidente de tránsito que se produjo en el camino interurbano Roque González, lo que produjo diversos reclamo ante la histórica falta de obras en el sector, otra vez esta ruta volvió a ser escenario de un grave accidente luego de que un joven quedara internado en terapia intensiva tras volcar cuando transitaba por la zona.
Ayer Lucas Jaramillo, de 26 años, se encontraba estable, internado en la sala de terapia intensiva del Hospital Regional, donde fue derivado el sábado por la noche, luego de que volcara su Volkswagen Gol G1 en la zona de ingreso a los molinos. Eran las 22:30 cuando personal de la Seccional Sexta fue informado del accidente. Los agentes se acercaron al lugar y se encontraron con el complejo cuadro, dándole inmediata intervención al sistema de salud.
El joven iba solo y por causas que son materia de investigación perdió el control del rodado, despistándose del camino y cayendo a un canal de desagüe, en el cual finalmente volcó. Jaramillo sufrió múltiples lesiones y tras la intervención del equipo médico solo atinó a decir que perdió el control del rodado.
Según se informó de fuentes oficiales, el joven se encontraba en presunto estado de ebriedad, inconsciente. Había sufrido una fractura de nariz y un fuerte traumatismo de cráneo, por lo que solicitaron la presencia de una ambulancia. Sin embargo, en las redes sociales circulaban anoche otra versión que daba cuenta de que el accidente había sido provocado por un móvil policial que rápidamente fue llevado en una grúa. También dijeron que no avisaron a los familiares del herido y que hasta le desmantelaron el auto. Ayer a la mañana el vehículo aún estaba en el lugar, ya que fue imposible sacarlo por el desnivel en el que quedó. Según explicaron desde la Seccional, iba a ser necesaria la intervención de una grúa.

A LA ESPERA DE LAS OBRAS
Lo cierto es que la falta de iluminación, cartelería y controles son una frecuente en el camino Roque González. La muerte de López hace cinco meses motivó que se reiniciaran las gestiones para que se concreten obras con el pedido para la construcción de dos rotondas que permitirían mejorar el acceso a los nuevos barrios y a la vez disminuir la velocidad con que se transita en el sector.
En este marco, el 8 de agosto se confirmó la construcción de una rotonda distante a 1,5 kilómetros de la que se ubica en el acceso a Saavedra. El proyecto ya esta avanzado por el Municipio; solo resta cuantificar la ejecución en términos presupuestarios para poder efectuar los trámites administrativos y llamar a licitación, luego de que se incluyera una partida de 1.000.000 de pesos en el presupuesto 2016 para garantizar las obras viales para esta traza.
Además, será sobre esta vía donde se realizarán los primeros controles de exceso de velocidad a través de radares para tratar de implementar el sistema en un corto plazo. Se espera que las obras prometidas se ejecuten previo al verano, una de las épocas de mayor afluencia de tránsito. Mientras tanto sería posible incrementar los controles que hoy están abocados principalmente al centro con el control de estacionamiento, un tema que tiene más que ver con el afán recaudatorio que con la prevención.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico