Suiza reemplazará de manera progresiva sus plantas nucleares por fuentes de energía renovable

A través de un referéndum la ciudadanía suiza respaldó ayer otorgar miles de millones de dólares en subsidios para energías renovables y prohibir nuevas plantas nucleares. Ese país busca reducir la dependencia de la energía nuclear, a partir del debate que generó el desastre de la central de Fukushima, durante el terremoto de 2011 en Japón.

Los suizos respaldaron ayer a través de un referéndum otorgar miles de millones de dólares en subsidios para energías renovables y prohibir nuevas plantas nucleares, según los últimos resultados recabados de los comicios.
"Los resultados muestran que la población prefiere una nueva política energética y no quiere nuevas plantas nucleares", afirmó la ministra de Energía, Doris Leuthard. Añadió que la ley impulsará la energía renovable nacional, reducirá el uso de combustibles fósiles y la dependencia de los suministros extranjeros, según informó la agencia Reuters.
Las cifras finales provisionales mostraron un apoyo del 58,2 por ciento a la iniciativa que busca reducir la dependencia de la energía nuclear, a partir del debate que se produjo en país luego de los daños provocados por el desastre de Fukushima en Japón en el 2011.
"La ley lleva a nuestro país a un futuro energético moderno", aseguró Leuthard en una conferencia de prensa y agregó que algunas partes de la ley entrarían en vigor a principios de 2018.
El debate sobre la ley "Estrategia Energética 2050" se centró en el costo que pagarían los clientes y contribuyentes por cuadruplicar la inversión en energía solar y eólica hacia 2035, como se prevé en la ley.
Leuthard afirmó que el paquete costaría a la familia promedio 40 francos más al año, basado en un recargo por el acceso a la red eléctrica para financiar subsidios renovables.
En tanto, la crítica a la nueva ley se basó en que una familia de cuatro personas pagaría 3.200 francos suizos (3.290 dólares) en costos extra anuales, mientras que el uso de energías renovables significaría una mayor dependencia de la electricidad importada ya que Suiza fue un importador neto de energía el año pasado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico