Asaltan un parripollo en el Moure y se llevan $12 mil de la recaudación

Dos delincuentes armados asaltaron "El Pollo Infernal". Sucedió el domingo a las 23:20. Además de la recaudación, se llevaron dos teléfonos celulares y las llaves de una camioneta. El local ya estaba cerrado, los ladrones llamaron a la puerta y el dueño del comercio pensó que se trataba de clientes. Cuando les abrió, los asaltantes sacaron a relucir un arma y tras golpear al dueño y a los dos empleados, se llevaron todo lo que pudieron.

Un nuevo asalto en la zona sur de Comodoro Rivadavia sacudió esta vez la seguridad de comerciantes del barrio Moure, luego de que dos delincuentes asaltaran la rotisería “El Pollo Infernal” ubicada en Polonia y Gustavo Bahamonde, frente al velódromo de ciclismo.

El asalto fue perpetrado el domingo a las 23:20 por dos delincuentes que se hicieron pasar como clientes y llamaron a la puerta, cuando el comercio ya estaba cerrado.

Según investiga el Ministerio Público Fiscal, el dueño del comercio pensó que se trataba de dos clientes y les abrió la puerta. En el interior aún trabajaban dos empleados y se despachaba al último cliente de la noche.

Una vez que los delincuentes ingresaron, uno de ellos sacó a relucir un arma de fuego plateada, con las que amenazaron a todos los presentes en el lugar y les exigieron la entrega de todos los elementos de valor que tuviesen.

Hubo momentos de mucha angustia y desesperación porque los ladrones comenzaron a agredir al dueño de la rotisería y a los dos empleados.

Así se alzaron con dos teléfonos celulares, y unos 12 mil pesos que sacaron de la caja registradora.

Los ladrones también se llevaron las llaves de una camioneta Toyota Hilux, quizás con las intenciones de escapar en ese vehículo aunque no lo hicieron.

En el robo tomó intervención personal policial de la Brigada de Investigaciones y de la Seccional Sexta.

Este robo del domingo en la rotisería del Moure cerró una seguidilla de atracos y entraderas que tuvieron a maltraer a la seguridad de Comodoro Rivadavia y que dejó un tendal de víctimas de robos agravados en la última semana.

La ola de asaltos se inició el domingo 11 con un robo similar al de la rotisería, pero en una carnicería del barrio Juan XXIII donde los asaltantes se llevaron también -al filo de la medianoche- unos 18 mil pesos de recaudación. Luego siguieron durante la semana cuatro “entraderas” en distintos puntos de esta ciudad, como Laprida, Roca, Saavedra y también Rada Tilly.

En uno de los atracos, en donde los delincuentes ataron a las víctimas con los cordones de las zapatillas al sorprenderlos jugando a la Play, los investigadores identificaron luego a dos sospechosos: Damián “Jaimito” Martínez quien gozaba con salidas transitorias y Ezequiel Guichapani, un joven con antecedentes por robos agravados que se encontraba al cierre de esta edición prófugo de la Justicia y con pedido de captura en donde sea hallado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico