Asaltaron la estación de servicio donde hace cinco años hirieron de muerte al cabo Nelson Godoy

La estación de servicio 13 de Diciembre, donde el 20 de julio de 2012 un delincuente le disparó al cabo Nelson Godoy, quien falleció un día después, fue blanco ayer de otro asalto a mano armada. En esta ocasión actuaron dos individuos con sus rostros cubiertos que sorprendieron al playero y se alzaron con 16.000 pesos y otros elementos de valor.

El robo se produjo a las 5:30 de ayer en la estación que funciona en el triángulo que forman las calles Tucumán, O’Higgins y Quiroga, del barrio 13 de Diciembre.

A esa hora no había actividad en la playa y el empleado que despacha combustible se encontraba en el espacio que tienen para resguardarse. Allí, según se informó, fue sorprendido por los dos delincuentes que entraron en escena con sus rostros cubiertos y exhibiendo armas de fuego.

El trabajador fue amenazado y tras ser reducido se apoderaron de una suma cercana a los 16.000 pesos. Los ladrones también se apoderaron de elementos personales de la víctima, como así también de un Smart TV y una consola de videojuegos.

Se supo que los autores utilizaron guantes y ropas oscuras, mientras que para taparse la cara utilizaron lentes y gorros.

En el caso tomó intervención personal policial de la Seccional Segunda, cuya dependencia tiene jurisdicción en la zona y en virtud de la magnitud del delito fue convocada la División Criminalística y la Brigada de Investigaciones, quienes avanzan en las tareas de pesquisas en conjunto con la Fiscalía de Comodoro Rivadavia.

CABO GODOY

Hay que recordar que en horas de la noche del 20 de julio de 2012, mientras se encontraba de franco, el cabo de la Policía del Chubut, Nelson Godoy fue testigo de un asalto en la estación de servicio 13 de Diciembre. El atraco ocurrió mientras cargaba combustible.

En ese momento entraron por O’Higgins, desde Quiroga, dos individuos. El primero llevaba puesto un casco de motociclista y un arma de fuego que utilizó para amedrentar a un playero y conducirlo hasta el interior de la oficina donde ayer asaltaron a otro trabajador.

A todo esto Godoy estaba junto a su auto y sin dudarlo entró en acción. Con su arma reglamentaria se aproximó al sector donde estaba el delincuente con la víctima y al identificarse como policía el asaltante salió apuntando con el arma. Al encontrarse de frente con el cabo Godoy, que estaba de civil, le disparó en la cabeza y lo dejó tan gravemente herido que moriría un día después.

Los dos ladrones se escaparon en un motocicleta y recién en mayo del año siguiente se logró imputar a dos sospechosos: Bruno Díaz y Pablo “Bizcocho” Barrientos, quienes quedaron detenidos. El primero fue condenado a prisión perpetua y en segunda instancia resultó absuelto.

En tanto, Barrientos se fugó de la Seccional Séptima horas antes del juicio y estuvo prófugo otro año. Una vez que se logró su captura firmó un juicio abreviado, reconoció su participación en el robo y comenzó a cumplir su condena, aunque en la actualidad se encuentra con libertad condicional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico