Atentan en Afganistán contra el vicepresidente de EE.UU.

El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, fue blanco ayer de un atentado con explosivos del que resultó ileso, cuando visitaba la base militar estadounidense de Bagram, en un hecho que causó la muerte de al menos 19 personas, informaron las autoridades afganas.

Kabul (Télam)
El ataque, perpetrado por un suicida se produjo aproximadamente a las 10:30 hora local (02:30 de la Argentina) frente a la puerta principal de la base de Bagram, centro de operaciones de las tropas estadounidenses en Afganistán, dijo el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Zemeri Bashary.
En el momento de la explosión se encontraba dentro de la base el vicepresidente Cheney, quien no resultó afectado por la explosión y abandonó el país pocas horas después, informó la agencia ANSA.
«El vicepresidente se encuentra bien», declaró su portavoz, Lea Anne McBride.
Cheney, quien pasó la noche en Bagram, 60 kilómetros al norte de Kabul, dejó la base aproximadamente 90 minutos después de la explosión.
Las autoridades militares estadounidenses declararon el «alerta roja» en la base tras el ataque.
Posteriormente, Cheney se reunió con el presidente afgano, Hamid Karzai, con quien discutió sobre la lucha contra el terrorismo y la insurrección de los milicianos del ex régimen Talibán.
El comandante estadounidense William Mitchell, por su parte, declaró que el ataque no estuvo relacionado con la visita del vicepresidente, quien se encontraba «a salvo en el interior de la base. No estaba en el lugar de la explosión», precisó.
Sin embargo, un hombre que se presentó como vocero de los talibanes dijo que Cheney era el blanco del atentado.
«Sabíamos que Dick Cheney estaba dentro de la base. El atacante trataba de alcanzarlo», dijo este vocero, que se identificó como Qari Yousef Ahmadi, en un llamado telefónico a la agencia DPA.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico