Cae una pareja sospechada de asaltar a adolescentes y ancianos con "picana"

Un joven de 20 años y su novia de 16 fueron detenidos ayer por la Brigada de Investigaciones en el Hospital Regional, donde la adolescente tiene internada a su hija de dos años con un cuadro de bronquiolitis. Se trata de los presuntos autores de robos perpetrados entre el 22 y 23 de mayo en los que las víctimas fueron menores de edad y adultos mayores amedrentados con una "picana". Los sospechosos y la bebé estaban en situación de calle y en los últimos días dormían en una iglesia.

Gracias a un minucioso trabajo del personal de la división Robos de la Brigada de Investigaciones se detuvo ayer a una joven pareja sospechada de tener a maltraer a la policía de la Seccional Primera con robos en plazas céntricas o en paradas de colectivos.

Otras de las características de los robos que se les imputan es que la pareja habría utilizado como escudo a una bebé de 2 años y haber amenazado a las víctimas –menores de edad y adultos mayores- con una “picana” eléctrica. En uno de los casos el damnificado se comunicó vía WhatsApp hacia su teléfono robado para que se lo devolvieran y recibió como respuesta amenazas.

De acuerdo a la información oficial, los ilícitos se registraron entre el martes 22 y el miércoles 23 de mayo. En ese primer día protagonizaron un raid de cuatro atracos, dos por la mañana y otros dos por la tarde.

A las 10 la pareja eligió sus víctimas en la parada de colectivos de las calles 25 de Mayo y Ameghino, frente a la Terminal de Omnibus. Luego los delincuentes ascendían al transporte de pasajeros y antes de que la víctima descendiera de la unidad frente a la sucursal del supermercado La Anónima, en el barrio 9 de Julio, lo abordaban para quitarle el teléfono celular y sus pertenencias. Ambas víctimas tienen 12 años.

Mientras a las 18 atacaron a un tarjetero del SEM (Servicio de Estacionamiento Medido) que trabajaba sobre las calles Inmigrantes Gallegos y Moreno, en la zona de la Plaza Scalabrini Ortiz. Siempre bajo amenaza con la “picana” le sacaron 18 talonarios de estacionamientos.

Y 20 minutos después la pareja continuó sus actos delictivos contra una chica de 15 años que paseaba por los alrededores del Centro de Información Pública (CIP), en la Plaza Soberanía. La amenazaron con una “picana”, describió a la policía, y le robaron el teléfono celular. La adolescente aseguró que la asaltante tenía entre sus brazos a una bebé y estaba acompañada de un sujeto.

El miércoles 23 los delitos se cometieron entre las 19 y 19:30. El primero se trató de una amenaza a una de las víctimas que se comunicó con su teléfono celular robado y le contestaron con intimidaciones y hasta le dijeron: “como te ´cabió´ la picana”, según una intervención de los mensajes vía WhatsApp. Además el destinario se burlaba de la impunidad con la que actuaron en los robos.

GRABADOS EN EL COLECTIVO

A partir de las denuncias, personal de Investigaciones al mando de los comisarios Andrés García y Pablo Lobos recolectaron entrevistas y grabaciones de cámaras de seguridad. En el registro de las cámaras del transporte de pasajeros pudieron reconocer a la pareja cuando iba en el interior y “marcaba” a las víctimas.

Por todo ello, la funcionaria fiscal Florencia Do Carmo solicitó las detenciones de los sospechosos y dos allanamientos domiciliarios que fueron autorizados por la jueza penal Mariel Suárez. Los procedimientos se cumplieron ayer a partir de las 8:15 en viviendas de calle Angelelli y otra en el pasaje Chacabuco y Urquiza.

En los operativos se incautaron teléfonos celulares que serían de las víctimas, prendas de vestir que habrían utilizado durante los robos, y otros elementos de interés para la causa.

Fuentes oficiales precisaron que la pareja fue aprehendida en el Hospital Regional, donde la chica de 16 años identificada con las iniciales Y.T. cuidaba a su beba de 2 años que padece bronquiolitis.

Por esa razón la magistrada dispuso que la adolescente quede bajo custodia policial hasta hoy a las 12 cuando sea sometida a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación en la Oficina Judicial. El hombre, en tanto, fue identificado como J.J.S. (20), quien fue alojado en una comisaría, también a la espera del control judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico