Carlos Santana: "veo muy difícil el regreso del boxeo"

En el día del boxeador, el joven comodorense de 25 años habló de su presente, y analizó su futuro deportivo. "Es complicado poder volver así en esta situación, por el momento trabajo y hago changas en un taller mecánico para poder vivir", comentó.

En marzo, cuando no se había decretado la pandemia, la vida deportiva de Carlos Santana tenía un combate muy importante por delante pero se canceló y de a poco el boxeo comenzó a quedar relegado como tantas disciplinas de contacto en la República Argentina.

El boxeador de 25 años se convirtió en profesional hace poco, y eso hace que tenga que trabajar para poder mantener a su familia. Actualmente trabaja en la Municipalidad y sueña con el pase a planta permanente pero su anhelo más grande es pelear por una pelea importante.

En el día del boxeador, Diario El Patagónico conversó con él y afirmó que "la pandemia la vamos llevando como podemos, gracias a Dios tenemos trabajo en la Municipalidad y a la tarde haciendo changas en un taller mecánico donde comencé hace un mes y estoy aprendiendo".

Santana tiene doble trabajo, y el entrenamiento quedó en el pasado. Y en ese sentido confesó: "veo muy difícil el regreso del boxeo, a este año ya lo veo perdido. No se puede entrenar, nada y para poder boxear necesito mínimo tres meses de entrenamiento a full. La verdad que no me imagino la vuelta", admitió.

Su última pelea fue en Comodoro Rivadavia con Leonardo Fabio Amitrano donde probó su mano luego de una intervención quirúrgica, y fue con victoria, pero eso hace más de seis meses.

Santana tenía un 2020 que prometía acción y combate en casa y afuera, pero la pandemia por COVID-19 lo hizo retroceder con la guardia en alto. "Cuando arranqué este año arrancamos con la pelea por el título y luego estaba en carpeta salir a pelear afuera, pero ya no se pudo. Este año ya no pienso entrenar o que tengamos noticias buenas", confesó.

El joven boxeador celebra hoy su día, y deja un mensaje para el resto de los púgiles comodorenses que atraviesan la misma situación. "A los boxeadores de la ciudad le pido paciencia y que los que tengan la posibilidad de entrenar que lo aprovechen, les mando un saludo muy grande a todos y lamentablemente no quedan muchas alternativas".

Por último, remarcó la importancia del apoyo económico y brindó su punto de vista sobre el significado de ser boxeador en Comodoro Rivadavia. "Acá es muy difícil ser boxeador, en mi caso es muy poco el apoyo y tengo que trabajar para poder mantener a mi familia. He hablado con muchos sponsors que me dan una mano grande, y en esta situación de pandemia se cerró todo y se complica el doble. Siempre costó ser boxeador, y acá es muy sacrificado siendo profesional. Hay que ponerle el pecho a las balas y darle para adelante para cumplir el sueño que uno tiene", sentenció Santana quien comentó por último quienes son los que siempre estuvieron a su lado.

"Quiero dejar un saludo muy grande a todos los que ayudan y colaboran. A todos los sponsors que me han ayudado desde que comencé como amateur, son muchos y es muy bueno. A mi entrenador Carlos Mansilla, mi promotor Vicente Arisnavarreta, a Super Frenos, Pasta Linda, Papelera Reciclaje, Delta Salud, a Repuesto San Cayetano y a toda mi familia y amigos y la gente linda que acompaña y alienta, y por supuesto a ustedes (la prensa) por su gran trabajo", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico