"Chatrán" sigue detenido en CABA, pero en Comodoro avanza otra causa contra él

Este lunes se concretó vía teleconferencia la audiencia de revisión de la prisión preventiva en una causa por estafas que tiene como imputado a César Alejandro Hernández, popularmente conocido como “Chatrán”.

El imputado se encuentra detenido en el marco de otra causa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y la jueza local en un principio dio por abandonada la defensa particular del mismo ya que su abogado particular no pudo ser localizado. Asimismo, el no aceptar la defensa pública por parte del imputado fue interpretado por la jueza como “un dispendio para entorpecer el presente proceso”, por lo cual se le designó un abogado de la Defensa Pública.

Presidió la revisión la jueza Raquel Tassello; el Ministerio Público Fiscal fue representado por María Laura Blanco, en tanto que la defensa de Hernández la ejerció Gustavo Oyarzún.

En este marco, la fiscal se refirió a que el 9 de mayo de 2023 se le dictó a Hernández la rebeldía y captura por no presentarse a juicio. Y luego se supo a través de Migraciones que había salido del país. Desde esa fecha, permaneció rebelde hasta el 15 de febrero de 2024, luego que se realizara la audiencia al ser detenido en la ciudad de Buenos Aires por un nuevo hecho típico de su larga trayectoria en la Patagonia sur.

Luego, “Chatrán” se fugó nuevamente y fue detenido. Así “no quedan dudas del peligro de fuga vigente, por el comportamiento del imputado, por la gravedad de los hechos (19 hechos de estafa) y se pide una pena que es de cumplimiento efectivo. Además, cuenta con antecedentes penales, es decir cualquiera sea la pena como resultado del proceso, la misma será de efectivo cumplimiento. No se presentó a la audiencia de debate, intentó dar un tipo de justificación y luego se fue del país”, resaltó la fiscal al justificar por qué pedía que se mantuviera la prisión preventiva de Hernández hasta la finalización del debate, cuyo inicio está fijado para el próximo 8 de mayo.

Finalmente, la jueza resolvió mantener la prisión preventiva del imputado, ya que “hace un año que estamos intentando realizar el debate”.

Destacó Tassello en que “un año estuvo la causa suspendida por la conducta del imputado. Por lo tanto, existe peligro de fuga y no tiene arraigo para asegurar su presencia en el juicio. Que esté detenido a disposición de otro juzgado no es un argumento para que no pueda estar detenido en la presente causa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico