Cómo y por qué mataron al campeón de jiu jitsu

Facundo Bargiela, de 36 años, fue encontrado muerto este último martes. Hay un detenido, otros dos acusados y buscan a un cuarto cómplice. Qué reveló la autopsia.

Esta mañana se llevó adelante la audiencia de formulación de cargos contra uno de los tres acusados del violento crimen de Facundo Bargiela, el campeón argentino de jiu jitsu y empleado municipal de Bariloche, que fue ejecutado de un disparo en la cabeza. El acusado en cuestión es Carlos Gustavo Alejandro Braccamonte, un hombre de 40 años que fue imputado como partícipe necesario del asesinato. Debido a que es un paciente oncológico, el juez de Garantías Juan Pablo Laurence le concedió la prisión domiciliaria.

Durante la audiencia, transmitida a través de Zoom y en la que participó Infobae, el fiscal César Lanfranchi planteó la teoría acusatoria para explicar cómo habría sido el crimen y el presunto móvil. El momento exacto del crimen se desconoce.

Bargiela había desaparecido el domingo. Su cadáver fue encontrado este último martes. Para los investigadores, el deportista fue asesinado “a traición”, sorprendido desde la parte trasera del vehículo en el que viajaba como acompañante en el asiento delantero. Le dispararon sin que pudiera defenderse.

La autopsia determinó que fue asesinado de un disparo efectuado en la zona de la nuca, ligeramente hacia la izquierda. “El proyectil ingresó por la región occipital izquierda con orificio de salida en zona orbital derecha”, detalló el funcionario, quien reveló además que al deportista lo sometieron a una brutal golpiza antes de la ejecución.

LA TEORIA DE LA FISCALIA

De acuerdo a la acusación, el imputado y los otros tres sospechosos del hecho se encontraron en la esquina de Quaglia y 12 de Octubre, en pleno centro de la ciudad. Allí, el campeón de Jiu Jitsu abordó un Chevrolet Onix blanco y ocupó el asiento del acompañante. Desde ese lugar se trasladaron hasta la zona del barrio Ñireco, en donde subió a la parte trasera del vehículo un cuarto cómplice que aún no fue identificado pero que es buscado por la Policía.

Desde allí, se dirigieron a la zona de Esandi y la ruta de Circunvalación, en donde la víctima fue asesinada. El cuerpo de Bargiela fue encontrado el martes pasado en esa ruta, justo en diagonal a la estación transformadora de La Paloma, perteneciente a la empresa EDERSA, de distribución y comercialización de energía eléctrica en la Provincia de Río Negro.

“Actuando en convergencia intencional y acuerdo de voluntades, atacaron a Bargiela de manera sorpresiva mediante golpes en diversas partes del cuerpo, tras lo cual quien había abordado en última instancia el vehículo le efectuó un disparo con un arma de fuego, por la espalda, actuando sobre seguro y sin darle a Bargiela posibilidad alguna de defenderse”, relató el funcionario.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores se basaron no sólo en la autopsia, sino en el relevamiento de cámaras de seguridad privadas y públicas realizadas por el Área Judicial de Investigaciones, informes de Oitel y policiales respecto del impacto de comunicaciones en las antenas de los teléfonos celulares.

El cadáver fue descubierto a partir del aviso de dos personas que se estaban recolectando rosa mosqueta en la zona, quienes visualizaron el cuerpo e hicieron un llamado a las autoridades. Al arribar lugar, los policías constataron que se trataba del deportista de quien se desconocía su paradero desde el pasado domingo.

De acuerdo con el fiscal, el móvil del crimen sería económico. Según Lanfranchi, la investigación logró documentar diversas publicaciones de redes sociales que vinculan a la víctima y a los acusados con la venta y comercialización de bienes inmuebles y de automóviles.

QUE SE SABE DE LOS ACUSADOS

Carlos Braccamonte es un hombre de 40 años, con domicilio en Bariloche y que según registros previsionales se dedica a “servicios empresariales”. Está registrado como trabajador autónomo. Para la Justicia, su rol fue clave para el crimen. “Prestó una colaboración esencial en la ideación del plan criminal y en lograr mantener engañada a la víctima en función de la relación de confianza y amistad que tenía con esta”, dijo el fiscal.

Braccamonte fue acusado de homicidio agravado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, con alevosía y mediante el empleo de un arma de fuego como partícipe necesario. Podría recibir la pena de prisión perpetua si es considerado culpable. Por su enfermedad, pidieron que cumpla la prisión preventiva en un domicilio. Ni la Fiscalía ni el juez se opusieron.

El magistrado otorgó cuatro meses para llevar adelante la investigación preliminar e impuso el mismo plazo de prisión, porque consideró que “hay riesgo de entorpecimiento de la investigación”.

Además de Braccamonte, están acusados dos hombres de apellidos Ravinovici y Figueroa, quienes a través de la defensora oficial Paola del Río y del defensor particular Luciano Magaldi, solicitaron la postergación en su formulación de cargos, que fue concedida por fiscalía y el juez de Garantías.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico