Comodoro también se movilizó para repudiar los femicidios en Chubut

Las calles céntricas fueron nuevamente escenario de una marcha para pedir que cesen los femicidios en Chubut. La movilización se replicó en distintos puntos de la provincia, a raíz de los recientes femicidios de Mónica Fernández, en Puerto Madryn y de Ruth Figueroa, en Esquel. Reclaman penas ejemplares para sus victimarios.

La cantidad de horas entre un femicidio y otro en Chubut es cada vez más corta. En ese contexto, durante la última semana se produjeron los crímenes de Mónica Fernández, en Puerto Madryn y Ruth Figueroa, en Esquel. Es por eso que ayer se realizaron movilizaciones en distintas partes de la provincia para volver a gritar “Ni Una Menos” y exigir penas ejemplares para los autores.

En Comodoro Rivadavia la concentración fue a las 16 en la plaza de la Escuela 83 donde se pintó una bandera con el lema “Paren de Matarnos”. La misma fue utilizada para liderar la marcha por el Centro junto a otras dos banderas que recordaban los nombres de víctimas de femicidios en Chubut y el reclamo por la Ley de Emergencia de Género que permita activar mecanismos contra la violencia que sufren las mujeres.

“Diversas organizaciones sociales y la Multisectorial de la Mujer de Comodoro Rivadavia convocamos a la movilización para exigir justicia por los femicidios de Ruth Figueroa y Mónica Fernández que sucedieron en la provincia y que ocurrieron con una diferencia muy pequeñas de horas”, explicó Emilse Saavedra, integrante de la Multisectorial de la Mujer de esta ciudad.

En dialogó con El Patagónico, la dirigente criticó: “a todas las mujeres nos parece alarmante que la cantidad de horas entre un femicidio y otro haya bajado. Me parece que es el resultado que no se hayan aplicado políticas de género por parte de provincia que es responsabilidad de (Mariano) Arcioni de dejar pasar la emergencia en violencia de género que tuvo una vigencia de dos años sin ser presupuestada sin ser aplicada”.

“La realidad es que reivindicamos esa ley porque tenía bastante puntos progresivos como los subsidios a la mujer violentada, construcción de casas refugios y otros puntos que la realidad que son necesarios para combatir la violencia de género y que hoy no se están aplicando”, aseguró.

Antes de movilizarse, las mujeres realizaron una foto masiva y gritaron: “Vivas nos queremos”.

Fernández murió tras haber sido atacada a golpes y empalada. Por el caso se detuvo a su expareja Daniel Cayetano, quien ya tenía denuncias por violencia de género. Mientras, el cuerpo de Figueroa fue hallado con signos de estrangulamiento y golpes en su casa de Esquel. El principal sospechoso de su asesinato es su pareja Abel Marchand.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario