Denuncian que Supervisión no autorizó a dos estudiantes a presentar su proyecto en Madryn

El Ministerio de Educación seleccionó al proyecto "Flocus", de cuatro estudiantes de la Escuela 723 de Comodoro Rivadavia, para ser exhibido en Puerto Madryn. En un principio, las cuatro alumnas viajarían a esa ciudad, pero ayer les informaron que solo dos podían exponer el trabajo. Así lo denunció la madre de Daira Beccaria, una de las jóvenes. Cuestionó que Supervisión de Escuelas impidió el viaje de dos de ellas pese a que tenían el dinero para adquirir los boletos con la colaboración de la cooperadora escolar.

Las estudiantes de la Escuela 723, Carin Ibáñez, Daira Beccaria, Oriana Gómez y Jennifer Leal, trabajaron en el proyecto “Flocus: una solución en casos extremos” y fueron seleccionadas para exponerlo en Puerto Madryn en el programa de Desarrollo de Competencias Emprendedoras del Ministerio de Educación del Chubut. Sin embargo, solo dos de ellas fueron autorizadas por Supervisión de Escuelas para viajar a exhibir el proyecto, cuando la intención era que viajara todo el grupo.

Así lo denunció ayer Ester Astorga, madre de Beccaria, quien comentó a El Patagónico que las jóvenes se encontraban armando las valijas cuando recibieron la noticia de que no podrían viajar a representar a la institución.

“Teníamos todo listo cuando nos llama una de las profesoras diciendo que solo iban a viajar dos de las chicas porque Supervisión no había autorizado el viaje”, afirmó.

La madre de Beccaria sostuvo que en un principio Supervisión de Escuelas había informado que solo cubría dos pasajes, por lo que la cooperadora de la Escuela 723 –ubicada en Lisandro de la Torre y Congreso– se iba a hacer cargo de los otros dos pasajes, teniendo en cuenta que las estudiantes participarían de una instancia provincial.

“El grupo de padres de la cooperadora es increíble y teníamos todo listo para que las chicas puedan viajar, pero de un momento a otro nos dijeron que no iban a viajar”, criticó.

En este sentido, Astorga manifestó que ninguna de las autoridades se comunicó para brindar explicaciones de por qué las jóvenes no podían participar del certamen. Asimismo, Astorga indicó que el miércoles se reunieron con los docentes que también viajarían y que ellos quedaron sorprendidos por la decisión.

“Nunca tuvimos diálogo con nadie (de Supervisión de Escuelas) para que nos digan por qué tomaron esta determinación. Fue como un balde de agua fría”, dimensionó.

“Flocus: Una solución en casos extremos” es un proyecto que busca trabajar en la purificación de agua y ha sido seleccionado por el Ministerio de Educación para presentarse en la instancia provincial del programa de Desarrollo de Competencias Emprendedoras, por lo que para Astorga la decisión de Supervisión de Escuelas es un “golpe a la educación”.

“Las chicas entraban todos los días a las 7 y salían a las 12, pero se quedaban hasta 17 para trabajar en su proyecto. Nadie les regaló nada. Trabajaron y trabajaron para que solo pudieran viajar dos de ellas a exponer su trabajo. Es como si no les valoraran que se saltearon almuerzos o se quedaron hasta tarde para hacer algo que les gusta”, lamentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico