Denunció diez veces a su hijo por violencia y teme por su vida

La víctima dice que se quieren quedar con la propiedad en la que vive. El agresor y su esposa son docentes.

Una mujer denunció a su hijo en diez oportunidades, por violencia de género. Los hechos ocurrieron en Quilmes Oeste, en la propiedad donde la mujer convive con el agresor y su esposa. El último de los ataques denunciados por la mujer identificada como M. C. ante la fiscalía 11 de la mencionada ciudad, sucedió durante los primeros días de marzo, todo quedo registrado en un video logrado por un vecino que mientras tomaba imágenes denunciaba el hecho al 911 pero lamentablemente la policía nunca llegó al lugar.

El conflicto que tiene como protagonistas a Madre, hijo y nuera, comenzó hace más de un año cuando el agresor, junto a su pareja, ambos docentes en actividad en distintos colegios de Quilmes, "comenzaron a hacerme la vida imposible", según el relato de la víctima, con la única intención de que abandone la casa, y de esta manera ellos se adueñaran de la propiedad.

En diálogo con minutounocomo.com, M.C. cuenta que: "Yo trabajo todos los días de 7 a 16 hs, además de los golpes y malos tratos mandaron a colocar cámaras de seguridad para vigilarme, de esa manera saben cuándo estoy y cuando no. A veces vuelvo a mi casa y encuentro todo revuelto, cosas rotas y otras que me faltan. Hace 20 años que estoy separada del padre de mis hijos, él ya no está conmigo, y apoya todo lo que me están haciendo. En una oportunidad vino hasta la puerta armado, ya no sé qué hacer tengo miedo de no contarla más" relató la mujer desesperada, y agregó: " Todas las denuncias que hice son formales, están en la Fisc. 11, a mí me representa la Dra. Carolina Villanueva de la Fisc. 3, esto comenzó prácticamente hace casi dos años, pero tome la decisión de empezar a hacer denuncias hace un año porque todo es muy doloroso. Es mi hijo, no pude encarar de entrada esto, es muy vergonzoso para mí, hace 35 años que vivo allí, me conoce todo el mundo tanto a mis hijos como a mí" relata con voz quebrada la mujer.

Hace un par de semana su hijo le estaba pegando, cuando apareció un amigo de la víctima y la defendió, como consecuencia de esta pelea la policía se llevó detenido a quien había defendido a la mujer, y esto la hace más vulnerable aún. "Estoy sola, no tengo abogados, hago lo que puedo, necesito ayuda, vivo con miedo cuando salgo a la calle y cuando llego a mi casa" agrego la mujer

De las denuncias realizadas por M.C. surgió solo una audiencia el pasado 17 de marzo, pero no obtuvo ningún resultado, ni perimetral, u otra reacción judicial que proteja su vida.

"Pasan los meses, los días y las horas, no hay respuestas, las agresiones son cada vez mayores, no sé si poder contarla la próxima vez", concluyo la mujer en un pedido desesperado por justicia.

Fuente: Minuto Uno

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico