Dos presas patagónicas y un polémico mensaje en las redes para Nahir Galarza

Las mujeres están detenidas y subieron una foto imitando la de la joven entrerriana y a su compañera.

Emulando la foto de Nahir Galarza junto a una amiga de la cárcel, presas de Viedma (Río Negro) no quisieron ser menos. Ellas se tomaron imágenes en la Alcaidía de dicha localidad patagónica imitando a las que subió la condenada por el crimen de Fernando Pastorizzo.

Junto a su foto, adjuntan un mensaje a modo de “reto” contra las reclusas entrerrianas. Una de las internas, identificada en Facebook como La Leitto Sabeloo, etiquetó a Mary García, compañera de celda y escribió en su muro: “aguanten las chorras de Viedma. Que Nahir ni Nahir, la homicida y la mata nene. Me muero con los giles que las defienden. Cuéntenla, aguanten las pibas delincuentes”, comentó.

Las dos presas imitaron a Galarza, cuando subió sus fotos y publicaron: “Aka estamos con mi hermana de la otra vida”.

Se detalló que ambas están detenidas en el Complejo de Ejecución Penal Nº 1, en un sector especialmente ambientado para mujeres.

posteo22.jpg

En las imágenes que cargó a su cuenta personal de Facebook, Galarza posó con una compañera de prisión, a la que identificó como "SL". Incluso, en una de ellas, la otra mujer gesticula como si estuviera por gatillar un arma de fuego.

"Creen saber lo que nos pasó porque conocen nuestra condena (social), pero no nuestra historia. Hablar van a hablar igual", escribió en la descripción de una de las fotografías, acompañada de la otra joven.

En otra de las imágenes, calificó a su amiga como su "hermana de otra vida". Mientras que, en las que publicó estando sola, escribió: "cumpliendo la maldita condena".

Las fotos fueron cargadas en forma pública a la red social, por lo que todos tienen acceso a ellas. Por eso, no tardaron en llegar las reacciones. Miles de comentarios inundaron el perfil de la condenada, muchos de ellos con agravios, recordándole el asesinato de Pastorizzo.

El crimen ocurrió el 29 de diciembre de 2017 a las 5.30. Pastorizzo fue encontrado muerto en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.

Galarza dijo primero que había visto por última vez a su novio la noche anterior, pero después se fueron sumando pruebas (entre éstas un video en el que se la veía caminando cerca de la escena del crimen) que derivaron en que terminara presentándose ante la Justicia y confesara el hecho.

Asesorada por sus abogados, Galarza luego fue cambiando su versión para que el crimen quedara como accidental, y sostuvo que había mentido porque tuvo miedo de que culparan a su padre policía, dueño de la pistola calibre 9 milímetros reglamentaria con la que se cometió el homicidio.

La principal estrategia de la defensa durante el juicio fue instalar que Galarza y Pastorizzo no habían tenido una relación de noviazgo, pero tanto la declaración de los testigos como el hecho de que hasta se hubieran ido juntos de vacaciones a Brasil desmoronaron esa hipótesis.

El otro foco de los defensores estuvo puesto en la supuesta violencia de género que sufrió Nahir por parte de Pastorizzo. El 3 de julio de 2018, Galarza fue condenada por el delito de "homicidio calificado por la relación de pareja" por los jueces Mauricio Derudi, Arturo Dumón y Alicia Vivian.

Los magistrados dieron por acreditados dos elementos fundamentales: que Nahir y Fernando eran novios y que los disparos efectuados por la joven fueron intencionales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico