El condenado por abuso intentó cortarse el cuello en su celda

Se trata de Claudio Fernando Vázquez, de 51 años, un violador condenado a 11 años por un abuso sexual ultrajante a una niña de 8 años, ocurrido en Trenque Lauquen. Fue capturado en Comodoro Rivadavia el pasado miércoles. Anoche fue trasladado al Hospital Rural de Diadema con una herida en su cuello.

Según pudo averiguar El Patagónico, Claudio Fernando Vázquez, quien fue capturado el pasado miércoles por personal de la Brigada de Investigaciones en el barrio Próspero Palazzo de Comodoro Rivadavia, anoche tuvo que ser trasladado al Hospital Regional luego de cortarse el cuello con una hoja de vidrio en su celda de la comisaría de Diadema.

El hombre se habría autolesionado al enterarse que sería trasladado a Buenos Aires para ser sometido a la Justicia bonaerense.

Vézquez tiene que cumplir una condena de 11 años por la violación de una niña, nieta de su expareja, en Trenque Lauquen. Estaba prófugo de la Justicia y se ocultaba desde hace tres años en una vivienda del barrio Próspero Palazzo.

Anoche, alrededor de las 21:45, en su celda de la dependencia policial de Diadema, intentó quitarse la vida cortándose el cuello con una hoja de vidrio de nueve milímetros que extrajo de una ventana de más de dos metros de altura, precisaron a este medio.

A los pocos minutos fue trasladado al Hospital Rural de Diadema donde constataron que el corte era superficial y no puso en riesgo su vida. Se le hicieron dos puntos de sutura y luego fue llevado al Regional para mantenerlo en observación.

Una vez que se le de el alta médico, Vázquez regresará a su calabozo y después se procederá su traslado hacia Buenos Aires.

LA DETENCION EN COMODORO

Desde 2015 el condenado vivía en esta ciudad y se encontraba fugado de la Justicia de Trenque Lauquen donde había recibido una pena de 11 años de prisión por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la guarda de un menor de edad, ya que la víctima era nieta de quien en su momento era su pareja.

Vázquez, con pedido de captura por parte del Juzgado N°1 de Trenque Lauquen, se hacía llamar con el nombre de su hermano para mantenerse prófugo.

El pasado miércoles, los investigadores lo interceptaron a bordo de una Fiat Strada en momentos en que se dirigía a su trabajo, mostró el carnet de conducir de su hermano. Incluso se conoció que había formado pareja en esta ciudad, pero que le había mentido su identidad a la mujer con la que convivía.

Rápidamente quedó detenido y al ser comparadas sus huellas dactilares en la Oficina de Identificaciones de la Policía, se corroboró que se trataba de Vázquez, de acuerdo al prontuario del sistema penal de la provincia de Buenos Aires.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico