El decano de los submarinistas asegura que él no hubiese permitido la zarpada del submarino

Uno de los integrantes de la Armada Argentina que más conoce sobre submarinos, el capitán de navío Gabriel Eduardo Attis, declaró el viernes por más de diez horas en el Juzgado Federal de Caleta Olivia. Ante una pregunta del abogado querellante respondió que si él hubiera estado a cargo del comando de esa fuerza no habría autorizado la zarpada del ARA San Juan hacia su última y fatídica misión de noviembre. Ello en razón de las informaciones preliminares que disponía respecto a problemas de operatividad.

Caleta Olivia (agencia)

Gabriel Attis asumió como jefe de la Base Naval Mar del Plata el 6 de diciembre de 2017 en reemplazo de contralmirante Gabriel González. Fue en medio de una profunda crisis desatada en la Armada por la desaparición de los 44 tripulantes del ARA San Juan, ocurrida el 15 de noviembre último cuando navegaba a la altura del golfo San Jorge.

Al momento de ese luctuoso episodio que conmovió al mundo, Attis no tenía poder de decisión sobre las misiones y operaciones del S-42 fabricado en Alemania y que estaba en servicio desde 1985, ya que se hallaba cumpliendo las funciones de jefe de Relaciones Institucionales en el Edificio Libertad ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sin embargo es considerado como una palabra autorizada para dar su opinión oficial y por ello la jueza federal Marta Yáñez lo citó como testigo, teniendo en cuenta que aún sigue siendo integrante del Consejo de ese arma de guerra y presidió las últimas reuniones del mismo.

“NO TENIA OBLIGACION DE CONOCER LAS MISIONES”

La propia magistrada le dijo al periodismo que lo calificaba a Attis como “un decano de los submarinitas” y que aportó valiosa información técnica para la causa que lleva adelante, la cual aún sigue caratulada como “Averiguación de ilícito”.

Yáñez también reconoció que como Attis no estaba al frente del Comando de la Fuerza de Submarinos (ese rol lo ocupaba Claudio Vilamide), no tenía la obligación de conocer las misiones de ARA San Juan, “pero como submarinista brindó datos objetivos sobre las distintas funciones que se cumplen dentro de este tipo de navíos y que debe hacerse cuando ocurren emergencias”.

A la vez, al ser consultada sobre las declaraciones testimoniales que el día anterior había hecho el exjefe de la Armada, el almirante Marcelo Srur, dijo con cierta ironía que “parece que no estaba al tanto de todo”.

Ello cobra sentido porque el exjefe naval admitió que el contralmirante Luis López Mazzeo, otrora responsable del Comando de Operaciones Especiales (COA) le ocultaba información de algunas operaciones estratégicas, de las cuales se enteraba cuando ya habían finalizado.

CONSULTAS

“PROFESIONALES”

A igual que la totalidad de los miembros de la Armada que ya declaran en el Jugado Federal de Caleta Olivia, Attis no lució el uniforme de la fuerza y se retiró presuroso ya entrada la noche del viernes, alrededor de las 20.30.

No obstante tuvo la deferencia de responder brevemente a un reducido grupo de periodistas que lo aguardaban. Señaló que las consultas que se le formularon en el Juzgado, “fueron profesionales, en base a mi experiencia”.

“Yo soy el submarinista más antiguo de la Armada y la jueza necesitaba asesoramiento profesional para la causa que investiga”, se limitó a decir.

Consecuentemente, sus dichos durante la audiencia no se conocieron de sus palabras sino que fueron revelados por el abogado querellante Luis Tagliapietra, quien entre otras cosas indicó que Attis, además de ser “muy ilustrativo”, brindó algunos datos que están en desacuerdo con testimonios que brindaron otros marinos.

Tagliapietra se abstuvo de dar algunos ejemplos para no entorpecer las investigaciones que lleva adelante la jueza Yáñez, pero manifestó que los mismos serán avaluados oportunamente y que además se continuarán cruzando otros datos y documentos para develar la verdad.

LO MAS RELEVANTE

El abogado querellante que también es padre de uno de los tripulantes desaparecidos (el teniente de corbeta Alejandro Damián Tagliapietra), hizo referencia uno de los dichos más relevantes que formuló el jefe de la Base Naval Mar del Plata respecto a las condiciones de operatividad que se venían reportando del ARA San Juan.

En ese sentido reveló que Attis dijo que si él hubiera estado al frente del comando de esa fuerza “no lo hubiera dejado zarpar”.

El letrado valoró esa apreciación teniendo en cuenta que el testimonio provenía de un miembro del Consejo de Asesores conformado por expertos submarinistas que periódicamente mantienen reuniones para abordar diferentes evaluaciones y Attis había presidido las dos últimas.

De marera particular, a la que se realizó en abril de 2017, fue convocado el último comandante del ARA San Juan, capitán de fragata Pedro Fernández quien expuso una serie de problemas que presentaba el navío.

Por todo ello, Tagliapietra le hizo una pregunta puntual a partir de la información que contaba Attis, teniendo en cuenta además el informe que hizo el contralmirante auditor Guillermo Lezana a fines de 2016 (sugerencia de reparaciones) y lo que dijo Fernández en abril y en otro informe que elevó en septiembre.

“Le pregunté que si él hubiera estado al frente del Comando de la Fuerza de Submarinos hubiera autorizado en noviembre la zarpada del ARA San Juan y me contestó que no lo hubiera permitido”, reveló al abogado.

Respecto al informe preliminar que hizo la Comisión Asesora Investigadora de la Armada (que responde directamente al ministro de Defensa Oscar Aguad) acerca de que los submarinistas murieron luego de agonizar muchas horas, pudo saberse que Attis no lo compartía y que personalmente él tenía otra hipótesis, aunque los detalles de la misma no trascendieron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico