El municipio fue autorizado a sacar un bono pero debe presentar listado de obras

Varias semanas de debate, consultas y búsqueda de datos, culminaron en un proyecto pulido y modificado casi por completo por el cuerpo legislativo respecto al original que había enviado el Ejecutivo. Finalmente el Concejo Deliberante aprobó por ocho votos a favor y cuatro en contra la autorización al Ejecutivo para tomar un bono de hasta 50 millones de dólares para el destino único de obra pública, a saldar en un plazo de cinco años y con el requisito ineludible de presentar el listado de obras en un plazo no superior a 30 días.

La sesión comenzó pasadas las 18:30 del jueves, tras una jornada de intenso debate para concluir el proyecto que finalmente fue tratado por el cuerpo y aprobado por mayoría, con los siete votos del PJ y el restante del concejal de Chubut Somos Todos, Ricardo Gaitán.

Los tres concejales de Cambiemos y Norma Contreras del interbloque Integración ChST se manifestaron en contra por diversos motivos, aunque reconocieron el trabajo y el debate serio de todos los ediles y el esfuerzo por modificar un proyecto para “brindar la mejor herramienta posible”.

El proyecto cuenta con once artículos en donde consta la autorización con ciertas previsiones: un plazo de cinco años; destino único del dinero para obra pública; entrega de listado de obras en un plazo de 30 días; facultad de la comisión N° 6 del Concejo y al Tribunal de Cuentas como contralores de cada etapa administrativa y ejecutiva; garantía de pago con prelación (orden de prioridades): regalías petroleras, convenio con PAE, ingresos de coparticipación federal y/o provincial de impuestos, y por último las rentas generales del municipio; remitir información al Concejo Deliberante de cada paso en la tramitación; y se especifica que el Banco del Chubut puede ser tomador de deuda.

Fue el presidente del bloque PJ, Guillermo Almirón quien luego de solicitar que se lea el proyecto de manera detenida y artículo por artículo, argumentó durante más de una hora el proyecto, describiendo el trabajo realizado; las modificaciones efectuadas; los antecedentes de endeudamiento previos y sus respectivas comparaciones con los bonos provinciales y nacionales; y las previsiones tomadas en cada uno de los puntos para contrariar a quienes manifestaban la intención como “un cheque en blanco para el municipio”.

“ESTAMOS CONVENCIDOS PORQUE ESTABLECIMOS PREVISIONES”

“Somos absolutamente conscientes de la responsabilidad de este tema. De qué estamos votando y cómo lo estamos votando. Tomamos todas las previsiones posibles, comparamos con otros instrumentos a nivel provincial y nacional. Hay que poner todo en una perspectiva porque es algo que compromete las cuentas públicas de Comodoro. Fueron muchas horas de debate, pedidos de asesoramiento, material documental. Y también a los bloques de la oposición, que sin acompañar inclusive han aportado a esta discusión. No se quedaron al margen por más que no acompañen y eso hay que destacarlo”, manifestó el edil, resaltado el trabajo realizado de todo el cuerpo legislativo independientemente de la postura frente al proyecto.

Respecto al escrito original, aclaró que “el proyecto que trabajamos es diametralmente opuesto al que vino del Ejecutivo pero respeta el espíritu. Tiene tres elementos importantes: la legal, la pieza legislativa, un componente económico por los compromisos que asume el municipio y sobre todo las previsiones hacia el futuro”.

Comparó la intención de deuda del municipio con el endeudamiento provincial por 650 millones que se votó en 2017: “ese endeudamiento multiplica 13 veces esta petición del Ejecutivo de Comodoro. Aquello se votó en la Legislatura sin anexo de obra y tenía dos objetos: la obra pública (sin listado) y pagar deuda y gastos corrientes; y el 15% -gracias a los diputados principalmente de Comodoro Rivadavia- necesariamente tuvo que ir a los municipios. Aun así no se sabe a dónde fueron a parar ese 50% que era para obras. Nosotros sí exigimos el listado y que esté antes de tomar el bono. Diferencia fundamental con el provincial. Algunos hablaban de causa penal si votamos esto. ¿Qué les pasa? Causa penal tiene cuando sale para pagar gastos corrientes, o cuando no está el listado. Acá estamos diciendo que el listado tiene que estar antes de 30 días porque si no, no se puede tomar esta deuda”.

Finalmente fijó la postura del bloque en apoyo a la gestión: “Es una decisión política que tiene que ver con obras que necesita la ciudad y con empleo que necesita mantener y generar la ciudad. Tiene que ser un quiebre en positivo en la ciudad porque además en esta situación provincial nada se va a bajar. Estamos muy seguros y tranquilos de lo que estamos votando”.

Nicolás Caridi aportó los detalles legales que fueron revisados y constatados en el proyecto modificado: “Estamos discutiendo cuestiones política y no técnicas o jurídicas porque todas estas cuestiones las planteamos y revisamos. Cumplimos con lo que manda la Constitución de Chubut en referencia a los montos de endeudamiento, con lo cual entra dentro de las cuestiones no judiciables. Estamos facultados dentro de las normas para hacerlo. Esto es para llevar claridad porque parece que se cuestiona la transparencia porque no hay un listado de obras. La realidad es que la colocación de un bono lleva tiempo y le estamos dando la posibilidad de que comiencen los trámites administrativos, mientras discutimos entre todos las obras”.

El edil del PJ recordó que “el objeto principal de este endeudamiento es la necesidad de inyectar esa cantidad de dinero que hoy no se está aplicando en Comodoro por una mirada poco inclusiva hacia la Patagonia del gobierno nacional y la situación de la provincia. Hace imprescindible que el ejecutivo tome determinaciones. A la reparación histórica no podemos seguir esperando que llegue de otro lugar porque la provincia no lo va a hacer en su situación y porque el Plan Patagonia de Nación todavía no sabemos de qué se trata. Es tomar el toro por las astas de una situación crítica que estamos viviendo y aplicar y proponer soluciones”.

Por su parte, el concejal Maximiliano Sampaoli agregó un dato más que se explayan en el proyecto para evitar especulaciones: “tomamos la decisión de no prorrogar la jurisdicción, es decir que no se pueda litigar en el extranjero, solo dentro del país”. Y resaltó que “hay un principio que rige que es el principio de continuidad del Estado, y es para todos”.

La concejal de Integración Chubut Somos Todos, Norma Contreras, fue la primera en adelantar su voto negativo. “Empecé con la lógica de una persona común, alguien que quiere un emprendimiento primero tiene que elegir el proyecto y después buscar la plata. La sensación es que esto es al revés y lo va a pagar otro gobierno. No hay proyectos. Si hubiera proyectos me hubiese dado otra sensación”.

Asimismo, advirtió que “si mantenemos que el municipio tiene equilibrio de recursos y estabilidad económica, plazos fijos, ¿por qué comprometer todo eso y endeudarse? Y menos cuando lo va a pagar otro. Sostengo que no es conveniente incurrir en este endeudamiento”. Aun así, destacó el trabajo y el respeto con el que se discutió el proyecto en el Concejo: “más allá de aclarar que no voy a acompañar, quiero destacar el trabajo real de todos mis pares, los concejales”.

“PRIMERO HAY QUE TENER PROYECTOS”

Desde la bancada de Cambiemos, el presidente Pablo Martínez expresó que “Es una forma de gobernar con la que no coincidimos: primero hay que tener un proyecto o plan de obras públicas y no lo vemos. Debo reconocer que del proyecto que vino que consideramos era intratable a este que fue muy trabajado, hay grandes diferencias”.

Sin embargo se manifestó en contra de que “se pone de garantía los recursos de rentas generales”. Además, consideró que la situación crítica de la provincia no motiva la necesidad del municipio de encarar obras propias, sino que en su opinión la municipalidad deberá estar preparada para atender otras cuestiones: “no digo que no se pueda generar un plan de obra pública, pero creo que el municipio deberá aplicar gran parte de su presupuesto a la cuestión social porque la provincia va a estar ausente, no es un tema menor”.

Por su parte, Gaspar reconoció al bloque PJ, porque “es un proyecto totalmente nuevo, lo que permitió que lo pudiéramos discutir”. El edil de Cambiemos marcó diferencias con los endeudamientos que se tomaron en gobiernos anteriores y que desde su banca él apoyó: “esos proyectos describían puntualmente para qué iban a ser usados los dineros de esos endeudamientos. Y por eso les remarco el esfuerzo que han hecho para tratar de ver de qué manera se podía subsanar el hecho de que no estuvieran las obras. Si se tienen en claro las obras, ¿por qué no están? Nosotros no acompañamos este endeudamiento porque no sabemos qué obras se van a hacer”.

Finalmente, la aprobación se vislumbró cuando Ricardo Gaitán, de Chubut Somos Todos, argumentó su apoyo al proyecto. “Coincido con mis pares en cuanto al primer proyecto que ingresó al cuerpo, que dista mucho del que estamos tratando. Se trató con mucha fineza en cuanto a búsqueda de datos, consultas con especialistas, y desembocó en un nuevo proyecto de autorización de endeudamiento”.

En concreto el edil reconoció que “yo no estaba dispuesto a acompañar este bono si me venían con obras de veredas y plazas porque eso se puede hacer perfectamente con la recaudación de rentas generales”. Y detalló algunas de las obras que, si bien aún no fueron presentadas, se anticiparon en declaraciones públicas y en los plenarios con el Ejecutivo. “Estas son obras enmarcadas en un plan que dijeron que marcará un antes y un después en la ciudad: el estadio centenario, el centro de transferencia de transporte público y un sistema de circulación que desoxigene el caso céntrico. Tenemos que apostar a grandes obras y a que definitivamente en Comodoro cambiemos los indicadores de calidad de vida de la gente. Llegar a todos los que todos los inviernos padecen la falta de red de gas; renovación de redes de agua y cloaca obsoletas en el centro de la ciudad”.

Por último, criticó a los actores políticos que se expresaron sobre el tema en los últimos días: “Ahora salen todos a opinar, algunos de los cuáles tomaron deuda en otras épocas o las avalaron. Las decisiones políticas se toman con grandeza. Hablo desde la convicción y estoy decidido a acompañar este proyecto, a pesar de algunos pícaros políticos que en otras gestiones plasmaron con su firma los acuerdos. No se pone en riesgo las arcas del municipio, porque tienen los recaudos necesarios para no padecer problema de sueldos”.

Finalizados los argumentos, el concejal Almirón solicitó leer nuevamente el artículo que supedita la autorización a la presentación del listado de obras, para que no queden dudas. Y se mocionó para que la votación sea nominal, aprobándose el proyecto por ocho votos a favor -Guillermo Almirón, Beatriz Neira, Adriana Casanovas, Sirley García, Maximiliano Sampaoli, Mario Soto, Nicolás Caridi (PJ) y Ricardo Gaitán (ChST)- contra cuatro negativos en las manos de Cristina Cejas, Pablo Martínez y José Gaspar (UCR Cambiemos) y Norma Contreras (Integración ChST).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico