Funcionario admite "un déficit grosero" en un sumario por negligencia contra dos oficiales

El subsecretario legal del Ministerio de Defensa, Juan Manuel Mocoroa, admitió hoy que hubo "un déficit grosero" en el sumario interno contra dos militares suspendidos por supuesta negligencia en el operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan, cuyos restos fueron hallados el último viernes tras un año de rastrillajes.

Se trata del exjefe de la base de Puerto Belgrano, Luis López Mazzeo, y el jefe de la fuerza de submarinos, Fernando Villamide, quienes fueron suspendidos a pocos días de desaparecido el submarino por orden del entonces jefe de la Armada, Marcelo Srur, quien fue relevado luego de su puesto.

En la reunión de la Comisión Bicameral que investiga la desaparición del submarino ocurrida en noviembre del año pasado, el funcionario de Defensa consideró que en la instrucción del sumario a López Mazzeo y a Villamide hubo "un paso" que "no estuvo bien armado y tenía un déficit grosero" en la valoración de la prueba.

Morocoa aceptó que "hubo una condena mediática" a los dos oficiales, y dijo que le pareció "llamativa" la manera en que se sustanció el proceso por parte del entonces jefe de la Armada.

Ante una pregunta de la diputada del FPV Nilda Garré, Mocoroa explicó que los dos militares siguen suspendidos, pero aclaró que no por una cuestión disciplinaria sino para "garantizar el objeto de la investigación", según dispuso el ministro de Defensa, Oscar Aguad. Y confirmó que hay "nuevas impugnaciones de los militares porque entienden que debe levantarse la suspensión".

Garré recriminó al funcionario que desde el Ministerio "no se haya pensado que el jefe de la Armada podía tener algún tipo de responsabilidad", y que se le haya permitido continuar con el sumario interno hasta su relevamiento.

"Es incomprensible en términos políticos que el ministro no haya ordenado que fuera el Ministerio el que hiciera el sumario", alegó Garré.

López Mazzeo y Villamide fueron suspendidos pocos días después de la desaparición del submarino, acusados de abandono de tropa y negligencia en el servicio.

El vicealmirante López Mazzeo declaró ante la Justicia que en diciembre de 2017, en plena búsqueda del ARA San Juan, Inglaterra ofreció un robot minisubmarino para investigar un objeto metálico detectado por el buque chileno Cabo de Hornos, casi frente a Comodoro Rivadavia.

Según su testimonio, el exjefe de la Armada Srur rechazó el ofrecimiento sin dar explicaciones y sin consultarle al ministro de Defensa.

Durante la reunión de hoy de la Comisión Bicameral los senadores y diputados acordaron pedir informes a la empresa Ocean Infinity sobre las imágenes recolectadas en el operativo en el que se consumó el hallazgo.

También decidieron pedir el testimonio de los tres científicos que viajaron a Austria a hacer la verificación del evento hidracústico, como se denominó a la implosión que habría sufrido el submarino y que derivó en su posterior hundimiento hasta los 900 metros de profundidad en el cañadón donde finalmente fue encontrado.

En la audiencia de esta mañana, los diputados de la oposición Guillermo Carmona y Magdalena Odarda dirigieron críticas al ministro Aguad por haber "descalificado" el funcionamiento de la Comisión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico