Gastó $70 mil con tarjetas que no eran suyas y nadie le pidió el DNI

Un menor de 16 años de la ciudad de Puerto Madryn, se pasó la última semana comprando alimentos, ropa y relojes con tarjetas de crédito y débito que no eran suyas y nadie le pidió en ningún momento una identificación. El joven fue localizado en pleno centro en una local mientras iba a realizar otra compra e intentó huir.

Un menor de 16 años realizó gastos por casi $ 70 mil en distintos locales de Puerto Madryn con tarjetas de crédito y débito que no eran suyas, sin que ningún comerciante advirtiera o denunciara lo ocurrido.

Los hechos ocurrieron entre el jueves y el sábado de la semana pasada, cuando finalmente en plena vía pública fue localizado el menor en momentos que caminaba con varias bolsas de compras. Según se supo, en pocas horas consumió alimentos, bebidas, se compró prendas de vestir, un reloj y hasta se hizo un tatuaje, todo con tarjetas de débito y crédito que no eran suyas, informó Jornada.

Uno de los puntos que aún no está claro es si el damnificado extravió su billetera con dinero, documentación y los plásticos o si la sustrajeron de su vehículo. Lo cierto es que el pasado viernes al mediodía cuando estaba en su trabajo notó que le faltaban sus pertenencias pero pensó que las había olvidado en su casa.

Al llegar a su domicilio y verificar que tampoco estaban en ese lugar, intentó realizar una exposición policial por la pérdida de sus pertenencias pero en la comisaría le habrían manifestado que ese tipo de exposiciones se tomaban de lunes a viernes en horario administrativo.

Esa misma noche, al verificar los movimientos de sus cuentas, pudo leer en su sus datos de banca electrónica que personas desconocidas habían realizado varias consumiciones en un boliche de Puerto Madryn por una suma total muy importante y también que habían gastado alrededor de 2 mil pesos en alimentos en un local de comidas rápidas de esa ciudad.

A la mañana siguiente y a través de contacto telefónico realizó la denuncia para pedir la baja de la tarjeta de crédito, pero ya para ese momento se contaban varias compras en locales céntricos de Puerto Madryn. Lo insólito fue que con posterioridad a la realización de la denuncia las tarjetas seguían operando y el propio dueño de los plásticos veía en su resumen online como seguían comprando con sus tarjetas.

Al observar que las compras se habían realizado en comercios céntricos, tanto el día anterior como ese mismo sábado y que los horarios eran próximos, el dueño de las tarjetas salió a recorrer la zona con la esperanza de encontrar a quien había utilizado sus fondos y efectivamente dio con un joven que cargaba varias bolsas de tiendas que coincidían con las que efectuaron las compras.

Al verse sorprendido por la situación el menor salió corriendo y fue tirando varios elementos en su huida hasta que los propios transeúntes, primero y la policía después, lograron demorarlo. En el lugar se pudieron recuperar varios de los elementos que habían sido indebidamente adquiridos por el menor. También se encontraron tickets que permitirían establecer cuáles fueron los comercios en los cuales se utilizaron los plásticos.

La persona damnificada expresó su preocupación por lo ocurrido, habida cuenta que se realizaron una importante cantidad de operaciones comerciales por montos disimiles y que las mismas fueron realizadas por un menor de 16 años, al cual se le expendieron alimentos, ropa, e incluso se realizó un tatuaje sin que se acreditara la identidad de las tarjetas utilizadas.

Más allá de los aspectos legales, señaló como episodio curioso y a la vez preocupante que no le hubieran pedido ningún tipo de identificación al menor y que en caso de que la hubiese exhibido, no se hubieran dado cuenta que la fisonomía del joven no coincidía con el documento del dueño de las tarjetas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico