La Fiscalía pidió que se declare ilegal la detención de dos sospechosos de vender un taladro robado

Los dos jóvenes detenidos por presunto encubrimiento, al ser señalados uno de ellos por la víctima de un robo de intentar venderle un taladro que le habían robado horas antes, fueron ayer dejados en libertad tras el pedido del Ministerio Público Fiscal de que la detención se decretara ilegal. La víctima había concertado por Facebook la compra-venta de un supuesto taladro que le habían robado, pero le avisó a la Policía que uno de los sospechosos estaba vestido como el que le había escrito por la red social y por eso fue detenido. Entre sus pertenencias llevaba un taladro.

El lunes a las 18:30 se presentó en la Seccional Quinta de Policía un hombre que denunció haber sido víctima de un robo en su vivienda en el barrio Cerro Solo. Dijo que le sustrajeron varios elementos de trabajo, entre ellos un taladro marca “Skill” y una escalera. También denunció el robo de un calefactor, una tostadora, un parlante de música y un teléfono celular.

Una hora más tarde, el damnificado dijo que ofrecían a la venta su taladro robado en el Facebook y de esa manera, alrededor de las 19:45 coordinó y pactó la compra-venta del elemento que le ofrecían. Le dijo al vendedor que lo esperaba en Lisandro de la Torre y José Ortega, pero los “vendedores” nunca llegaron al lugar. La víctima avisó a la Policía y un móvil de la Seccional Quinta identificó a tres jóvenes que caminaban por las inmediaciones. Uno de ellos llevaba en una bolsa un taladro, y según la víctima estaba vestido con la ropa de quien se había contactado con él a través de la red social.

De esa manera, la Policía detuvo a un joven de 19 años- A.Z.- y a otro de 23 –E.C.-, quienes iban acompañados por un menor de 13 años que fue entregado a sus progenitores en la comisaría.

Según informaron las fuentes judiciales consultadas por El Patagónico, desde la Fiscalía no se informó al juez de turno o a la Oficina Judicial de la detención de los dos jóvenes en calidad de sospechosos por el delito de encubrimiento.

Aparentemente el mecanismo de notificación por telefonía que antes hacía el Ministerio Público Fiscal ha cambiado por parte del órgano acusador y quienes están encargados ahora de avisar al juez de turno de las detenciones que se realizan son los policías.

NADIE AVISO

Lo cierto, según las fuentes consultadas, es que nadie informó de la detención de los jóvenes a la Justicia y permanecieron detenidos en la comisaría hasta ayer a la mañana cuando recién le consultaron a la Oficina Judicial si los trasladaban para la respectiva audiencia de control de detención.

Según se supo, cuando el juez Martín Cosmaro se enteró de que había dos personas detenidas por un delito que no le habían informado, pidió que se realizara urgente la audiencia de control de detención. Incluso, sostuvieron las fuentes judiciales que si el juez se hubiese notificado de las circunstancias por la que fueron detenidos los sospechosos el mismo lunes a la noche hubiesen acelerado una audiencia para tratar la legalidad o ilegalidad de la detención.

Es que ayer a la mañana, después de que los jóvenes permanecieron casi 14 horas privados de su libertad, la propia Fiscalía fue la que solicitó que se declare la ilegalidad de la detención, por lo que ante esta solicitud del órgano acusador fueron dejados en libertad rápidamente.

Ante la falta de comunicación al juez de turno, Cosmaro elevó pedido de informes a la Unidad Regional de Policía y al Ministerio Público Fiscal para que se inicien sumarios internos ante la demora en la comunicación al juez de garantías acerca de que había dos personas detenidas y que su detención no arrojaba elementos para sostener la legalidad de la misma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico