"La legalización del aborto salva vidas de mujeres"

"Mi convicción, que siempre he expresado públicamente, es que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad", resaltó el mandatario a través de Twitter.

El presidente Alberto Fernández anunció que durante este martes presentará ante el Congreso de la Nación el proyecto de legalización del aborto, luego de una larga demora que impusieron las emergencias sanitarias en el contexto del coronavirus. También anunció, como prometió durante la campaña, el envío del programa de los Mil días. “Por convicción personal, estoy seguro que estamos dando respuesta a una realidad que afecta a la salud pública y que con ello estamos ampliando derechos en una sociedad que así lo demanda”, celebró.

Así lo anunció este martes en su cuenta de Twitter, a través de un mensaje grabado. "Siempre fue mi compromiso que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad y cuide la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo. El Estado no debe desentenderse de ninguna de estas realidades", escribió el mandatario.

"El presidente Alberto Fernández cumple los compromisos asumidos en su campaña electoral y ante la Asamblea Legislativa. Propone un debate respetuoso y democrático. #QueSeaLey", celebró Vilma Ibarra, Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia y redactora del proyecto.

"La criminalización del aborto de nada ha servido"

“Querido pueblo argentino. Desde hace mucho tiempo vengo planteando la necesidad de que la palabra empeñada recupere su valor en la política argentina. Esa palabra que empeño es siempre la expresión de mis más firmes convicciones, aquellas que me guían y conducen permanentemente. A lo largo de toda la campaña electoral, al momento de asumir esa presidencia y al dar inicio a este período parlamentario tomé un compromiso ante ustedes que hoy vengo a cumplir", comenzó el presidente, antes de dar inicio a su anuncio.

"En el día de hoy", continuó, "enviaré al Congreso de la Nación para su tratamiento dos proyectos de ley para que todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral". El primero de ellos, explicó, "legaliza la interrupción voluntaria del embarazo y garantiza que el sistema de salud permita su realización en condiciones sanitarias que aseguren su salud y su vida".

El segundo, en tanto, "instituye el programa de los Mil días, con el objeto de fortalecer la atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo y de sus hijos e hijas durante los primeros años de vida".

"Mi convicción, que siempre he expresado públicamente, es que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad. Pero también estoy convencido que es responsabilidad del Estado cuidar la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo", agregó.

Para el presidente, como viene enseñando en las aulas de la Facultad de Derechos desde hace años, "la criminalización del aborto de nada ha servido: solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes".

Cada año, advirtió Fernández, se hospitalizan alrededor de 38 mil mujeres por abortos mal practicados. "Y desde la recuperación de la democracia murieron más de 3000 mujeres por esa causa", precisó.

"La legalización del aborto salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectadas por esos abortos inseguros. No aumenta la cantidad de abortos ni los promueve, solo resuelve un problema que afecta a la salud pública", dijo respecto a una de las teorías más repetidas por los antiderechos.

Por otro lado, continuó, "la legalización del aborto no implica una carga extra para el sistema de salud. Los procedimientos validados que se utilizan con estándares de la Organización Mundial de la Salud son en su mayoría ambulatorios, ni quirúrgicos ni farmacológicos".

El debate, definió el mandatario, "no es decirle sí o no al aborto", ya que los abortos "ocurren en forma clandestina y ponen en riesgo la vida y la salud de las mujeres que a ellos se someten". El dilema que "debemos superar", por lo tanto, es "si los abortos se practican en la clandestinidad o en el sistema de salud argentino".

Las principales víctimas del sistema legal, recordó el presidente, son las mujeres más vulnerables y en situación de pobreza. Son ellas quienes “deben someterse a prácticas inseguras por no poder costear lo que un aborto implica”, lo que lleva, en muchos casos, a sus muertes o a afecciones que las acompañan de por vida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico