La UOCRA considera que por internas políticas no llegan fondos para las obras

Algo más de 200 trabajadores desocupados de la construcción afiliados a la UOCRA protagonizaron durante toda la mañana de ayer una ruidosa manifestación frente el edificio central del municipio de esta ciudad.

Caleta Olivia (agencia)

El motivo fue la demora en la concreción de nuevas obras públicas que posibiliten generar puestos laborales.
La bronca se potenció porque, según señaló el vocero Franco Barros, el gremio local recibió un informe verbal del dirigente de la conducción nacional, Carlos Romero, dando cuenta de que desde el gobierno central se están frenando fondos al municipio caletense para ser destinados a obras.
Según el relato sindical, ello se debe a la feroz interna política que mantiene el intendente Facundo Prades (Alianza Cambiemos) con dos concejales como consecuencia del escándalo que estalló por las denuncias de corrupción en la cesión de terrenos fiscales a empresarios chinos.
Barros precisó que los funcionarios nacionales no quieren verse envueltos en esta interna estando de por medio el financiamiento de nuevos emprendimientos.
El dirigente también reveló que a media mañana mantuvo un breve contacto telefónico con el jefe comunal, acordando que hoy podría concretarse una reunión de partes para aclarar el tema.
De todos modos, adelantó que igualmente se repetirá la manifestación de los desocupados cuyo padrón total asciende actualmente a unos 350 y el gremio solo logra ubicar a unos pocos de manera infrecuente y además solo 150 de ellos tienen un subsidio mensual de 5 mil pesos que se gestionó ante el gobierno provincial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico