Los gobernadores vuelven a reunirse ante la amenaza de recortes en la coparticipación

Ratificarán su oposición al planteo de la gobernadora de Buenos Aires, quien pretende que se elimine el tope de 650 millones de pesos que su provincia recibe por la recaudación del Impuesto a las Ganancias. La mandataria bonaerense aspira a que su provincia reciba un 10% de esos ingresos, lo que significaría una disminución de los fondos que perciben las demás provincias.

Los gobernadores peronistas volverán a reunirse hoy en Capital Federal para diseñar su estrategia defensiva ante el reclamo de María Eugenia Vidal por la restitución para su distrito de recursos del Fondo del Conurbano, pero en esta oportunidad la convocatoria será más amplia, dado que confirmaron su asistencia algunos mandatarios provinciales de Cambiemos y otros que representan a partidos provinciales.
De hecho, una de las presencias destacadas será la del gobernador jujeño y referente de Cambiemos, Gerardo Morales, desde cuyo entorno confirmaron a Télam que el encuentro de hoy -que tendrá lugar a partir del mediodía en la Casa de San Juan, ubicada en la calle Sarmiento al 1200 del centro porteño- "está en la agenda" del mandatario provincial.
Hasta ahora, habían sido exclusivamente de las filas peronistas los gobernadores que, en dos oportunidades, se habían dado cita para compartir sus inquietudes en relación al posible recorte del dinero que podría implicar para sus distritos un eventual fallo favorable de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al pedido de la gobernadora Vidal para que se le restituya a Buenos Aires dinero de la caja conocida como Fondo del Conurbano.
Las últimas dos últimas reuniones, se habían desarrollado en la Casa de Entre Ríos, también en el centro porteño.
Según pudo confirmar Télam, además de Gerardo Morales serán de la partida -por fuera del peronismo- el mandatario mendocino, Alfredo Cornejo, y el gobernador correntino, Ricardo Colombi, ambos enrolados en Cambiemos.
Sin definición aún está la concurrencia, o no, del socialista Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe.
Una eventual participación del mandatario santafecino, del Frente Progresista Cívico y Social, sumaría un nuevo color político a la cumbre de hoy.
Otros mandatarios que, como el de Santa Fe, representan a partidos provinciales, estarán en la Casa de San Juan para debatir sobre el Fondo del Conurbano. Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro, anunció la semana pasada que participará de la reunión y que van a "conformar un frente común con los gobernadores del PJ para pelear por los fondos coparticipables".
Las caras visibles de estas reuniones son los gobernadores del PJ más dialoguista con el Gobierno, como Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), o Gustavo Bordet (Entre Ríos).

SE SUMAN PROVINCIAS

Hace un mes, en la Casa de Entre Ríos, fueron doce los mandatarios que se juntaron por el tema del Fondo del Conurbano. Estuvieron Schiaretti, Urtubey, Bordet, Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco), Hugo Passalacqua (Misiones), Gildo Insfrán (Formosa) y Carlos Verna (La Pampa).
En ese encuentro, se presentaron también José Neder, vicegobernador de Santiago del Estero, y Carlos "Camau" Espínola, candidato a la gobernación de Corrientes.
El titular del bloque del PJ en el Senado de la Nación, Miguel Pichetto, también pasó por la cumbre para delinear temas en relación al próximo debate parlamentario del proyecto de Presupuesto para el 2018.
Por lo pronto, para hoy, se espera que el círculo de mandatarios se amplíe más allá de las presencias habituales.
En ese marco, incluso, se especula con que dos de los gobernadores más enfrentados con el gobierno de Mauricio Macri tengan representación en la reunión. Se trata de Alicia Kirchner, de Santa Cruz, y Alberto Rodríguez Saá, de San Luis.
El vicegobernador santacruceño, Pablo González, será de la partida, informaron a Télam fuentes provinciales, en tanto, en representación de San Luis, concurrirá el vicegobernador Carlos Ybrhain Ponce.
El Fondo del Conurbano, creado en 1992 y fondeado con el 10 por ciento de la recaudación del Impuesto a las Ganancias, tiene establecido desde 1996 un tope de 650 millones de pesos para la provincia de Buenos Aires, y el excedente se reparte entre las restantes provincias. Ese límite es lo que el gobierno bonaerense pretende eliminar.
En una demanda ante la Corte Suprema contra el Estado nacional, en la que todas las demás provincias argentinas son "terceros citados", la provincia de Buenos Aires exige la declaración de inconstitucionalidad del tope de 650 millones de pesos, lo cual le devolvería a la provincia el 10 por ciento del impuesto a las ganancias para sus arcas.
La demanda bonaerense incluye, si el reclamo por el tope no prospera, que se declare inconstitucional la exclusión de la provincia del reparto del remanente del fondo y del 4 por ciento de Ganancias que se les asigna a las demás provincias como compensación, según pudo saber Télam desde la Fiscalía de Estado bonaerense.
Los gobernadores peronistas expresaron en reiteradas oportunidades que no cederán recursos ante el reclamo de Vidal. Las provincias deben contestar la demanda bonaerense. La primera que debe hacerlo es Entre Ríos, el 26 de este mes, según los plazos fijados por la Corte Suprema.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico