Mientras apelan a otros músicos, al "Vasco" lo ayudan más anónimos

El músico de 66 años, que tocó con Charly García y Luis Alberto Spinetta, entre otros, vive una actualidad signada por problemas de salud y carencias económicas.

Luego de que se hiciera público su presente a través de un joven que en este momento le brinda contención, se sumaron más voces solidarias hacia Gustavo Bazterrica, en tanto otros apelan a músicos que fueron compañeros suyo y a entidades para que no lo dejen solo. El Patagónico fue uno de los primeros medios en todo el país que este jueves contó la situación.

El nombre de Gustavo Bazterrica está escrito en las grandes páginas del libro del rock argentino. Su guitarra elegante y versátil quedó registrada en los discos dorados de Los Abuelos de la Nada -el debut homónimo de 1982, Vasos y besos, Himno de mi corazón y el directo Los Abuelos en el Ópera-. También formó parte de La Máquina de Hacer Pájaros, aventura capitaneada por Charly García tras la separación de Sui Generis; y grabó en Only Love Can Sustain, rareza absoluta en la discografía de Luis Alberto Spinetta.

El pasado martes, Bazterrica escribió un mensaje público en su cuenta de Facebook: “Buenas noches. Debido a diferencias irreconciliables con mi ex pareja, me encuentro al día de fecha sin hogar. Necesito un lugar de tránsito hasta que salgan mis papeles de la pensión. Por favor, necesito ayuda”, pidió.

Al día siguiente, el joven Emiliano Bustos escribió un extenso mensaje acerca del encuentro casual que tuvo con Bazterrica, dando cuenta del estado en el que se encuentra el célebre guitarrista https://www.elpatagonico.com/el-duro-presente-una-gloria-del-rock-n5344081. De inmediato, comenzaron a llover mensajes.

index.jpg

EL PASADO Y EL PRESENTE

Diez horas después del posteo de Bustos que reprodujo El Patagónico, el propio Bazterrica volvió a dejar otro mensaje que volvió a encender las alarmas del caso: “Debido a mi situación de calle, me han robado el teléfono. Estoy incomunicado”, contó y rápidamente muchos ofrecieron ayuda. Incluso le exigieron a viejos compañeros de Bazterrica que le tiendan una mano ante tan desesperada situación. Entre los comentarios de esa misma publicación, y ante el desconcierto de sus seguidores, Bustos escribió: “Por ahora está en mi casa; le estoy dando tránsito por unos días. Si necesitan hablar con él, les paso mi celular”.

En la noche del jueves, Bustos actualizó sobre la situación con un nuevo posteo en Facebook: “Cenamos. Helado de postre y a dormir. El Vasco está muy bien, gente. Tantos mensajes de aliento, tanta gente dispuesta a colaborar que me emocionó hasta las lágrimas. Él evoluciona su motricidad y está muy lúcido... No me queda más que agradecer“, escribió junto a una foto en la que se ve al guitarrista a punto de saborear un sorbete de frutilla.

“Quiero agradecer a Gastón Castro y Carlos Enciso que se prestaron para cuidarlo mientras yo trabajaba, dejando de lado sus familias y quehaceres. Eternamente gracias, ellos también son parte. Seamos parte todos”, agregó después Emiliano.

A raíz de la historia contada por Bustos, algunos colegas del Vasco se hicieron eco para buscar alguna manera de ayudarlo. Una de ellas fue Andrea Álvarez, quien en su cuenta de Twitter escribió: “Recién leí que Gustavo Bazterrica, capo de la viola, está necesitando ayuda económica. Ojalá sus amigos que están bien a ese nivel puedan ayudarlo. Es un deseo para este cambio de año”, escribió la baterista. Un rato más tarde, compartió el posteo de Bustos y manifestó: “Me gustaría que músicos, artistas, managers, etc., que estén en buena situación económica e instituciones que nos representan, como el Sindicato Argentino de Músicos, el Instituto Nacional de la Música y la Asociación Argentina de Intérpretes lo hagan”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico