Otra diputada se cansó de Amalia Granata y quedó sola en un monobloque

En diez meses, Amalia Granata perdió a los cinco legisladores que ingresaron con su lista. El coqueteo con Cambiemos y los libertarios.

La panelista Amalia Granata había ingresado a la política por la puerta grande. En su primera elección, representando a los pañuelos celestes y en contra de la interrupción legal del embarazo, cosechó 300 mil votos lo que la llevó a colar seis diputados en la Legislatura de Santa Fe.

Sin embargo, en menos de un año, su caudal quedó reducido a un monobloque. Este viernes, la diputada Betina Fiorito, la única que la seguía acompañando luego de su pelea con los pastores y católicos, decidió pegar el portazo y hacer rancho aparte.

"Decidimos conformar un nuevo bloque legislativo bajo el nombre Somos Vida Santa Fe. La decisión, de estrictas razones políticas, cuenta con el apoyo de dirigentes políticos, militantes, referentes sociales", anunciaron en el espacio de Fiorito.

La relación entre las dos diputadas se fue desgastando políticamente por las diferencias profundas en la forma de conducción que el secretario de bloque, Álvaro Zicarelli, imponía y que monopolizaba las decisiones de Granata, según publica La Politica Onlinedesde el entorno Fiorito.

Zicarelli trabajó para Gabriela Michetti en el Senado de la Nación pero la entonces vicepresidenta lo echó de la Cámara por haber aparecido en las redes sociales y medios insultando a Cristina Kirchner. Luego, pasó a trabajar para Amalia Granata en su candidatura santafesina.

Por el lado de la panelista, explicaron que Amalia no estaba cómoda con la forma de hacer política que tenía el grupo de su compañera de bancada: "la decisión de la diputada Fiorito responde a la lógica de la política local de la Ciudad de Santa Fe", comunicó el partido Unite con el que participó Granata a quien reconocen como la "legítima representante partidaria".

Como sea, el bloque celeste, que entró en la Legislatura provincial como tercer fuerza con seis diputados, desplazando a Cambiemos y a muy pocos votos de ganarle al peronismo, en menos de un año las peleas internas devoraron lo que podría haber sido un eje de poder más que importante. Por un lado, quedó el bloque de pastores y católicos, con cuatro bancas, mientras que Granata y Fiorito transitarán sus mandatos en dos espacios separados.

Por lo pronto, Zicarelli negocia en nombre de Amalia con libertarios y el macrismo. El lanzamiento de López Murphy, Milei y Espert entusiasmó al asesor quien se puso en contacto con ese espacio para avanzar en una eventual candidatura. Un dato a tener en cuenta, Milei habría cerrado un acuerdo para presentarse por el partido Unite, que llevó de candidata a Granata en las elecciones provinciales y a José Luis Espert en las nacionales.

Por otro lado, el asesor mantiene conversaciones con el PRO de cara a las elecciones del próximo año. La idea en el espacio de Granata es poder articular entre Cambiemos y los ultraliberales un frente contra el peronismo. En ese sentido, trabajó varios proyectos con el macrista Gabriel Chumpitaz pero desde el entorno del diputado aclararon a LPO que se trata de abordar una agenda legislativa, con temas puntuales pero sin abordar la cuestión política.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico