Otras 44 muertes y 2.590 nuevos contagios en el país

Otras 44 personas murieron y 2.590 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras que el ministro de Salud, Gines González García, dijo que la posibilidad de una mayor flexibilización del aislamiento después del 17 de julio depende de "hacer bien las cosas". "Hoy es difícil decir qué va a pasar, pero acepto la teoría optimista para que entendamos que esto no es eterno", sostuvo el funcionario.

Con los números informados este sábado, la cantidad de fallecidos desde la llegada al país de la pandemia asciende a 1.481 y la de infectados a 75.376 personas.

La cartera sanitaria destacó que, a la fecha, son 637 los internados en unidades de terapia intensiva en todo el paìs, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 51,5% en el país y del 57,7% en la Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

Del total de casos registrados este sábado, 1.517 correspondieron a la provincia de Buenos Aires y 899 a la Ciudad de Buenos Aires, área donde se concentra más del 90% de los contagios de todo el país.

Mientras, el ministro González García afirmó que el Gobierno sabe “las dificultades y los sacrificios de los argentinos” y entiende que “hay que volver a la normalidad lo antes posible, pero remarcó que, “sin la colaboración de la gente, nada de esto sirve”.

“Muchos países hicieron lo mismo y no tuvieron colaboración, y no les fue bien”, aseveró el funcionario en una entrevista que brindó a radio Mitre.

En ese sentido, destacó que las medidas adoptadas por el presidente Alberto Fernández ubican a la Argentina como uno de los países con menor cantidad de muertes de la región y agregó: “Hoy nos va mejor que a la mayoría”.

“Yo entiendo que es mucho tiempo, que hay cansancio y necesidades”, indicó el funcionario y añadió que se trata de una medida del Ejecutivo para proteger a la sociedad.

RASTREO DE CONTACTOS

En tanto, un especialista consultado por Télam opinó que dos semanas de aislamiento estricto en el AMBA y Chaco son insuficientes para bajar a centenas los nuevos casos diarios de coronavirus (actualmente en torno a 2.800), lo que representaría una cantidad razonable para realizar un rastreo de contactos eficiente que permita controlar la pandemia.

“La clave hoy es el rastreo de contactos. Pero para poder hacerlos en forma eficiente necesitamos bajar a centenas los casos nuevos por día, y para llegar a ese objetivo dos semanas de esta fase estricta no van a ser suficientes”, indicó Rodrigo Castro, Investigador del Instituto de Ciencias de la Computación (ICC) y director del Laboratorio de Simulación de Eventos Discretos de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

En este sentido, entendió que “tampoco se puede hacer una cuarentena estricta de diez semanas, que sería lo necesario”, con lo cual planteó que es escenario “posible” es el de “fases intermitentes de aislamiento estricto y relajamiento”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico