Paisaje mágico

Durante el trayecto, el Corredor Bioceánico regala postales asombrosas para deleite del viajero. Aquí, los hitos más sobresalientes:

- PARQUE NACIONAL TALAMPAYA, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, condensa millones de años de historia geológica, donde las paredes erosionadas por el tiempo fueron testigos del transitar de los primeros dinosaurios y del hombre primitivo en el Triásico.

- Ya por Ruta Nacional 40, la Cuesta de Miranda une Villa Unión con Chilecito a través de la localidad de Nonogasta.

- La Cordillera de Los Andes, en suelo riojano

se convierte en la diosa blanca, cuan imponente y majestuosa, hermosa y misteriosa mientras avanza el recorrido hacia el Paso Internacional de Pircas Negras, ofreciendo a cada lado del camino incomparable belleza paisajística.

- El escenario se completa con rústicas construcciones del siglo XVIII, refugios cordilleranos que procuraban el resguardo del impetuoso viento blanco a arrieros y baqueanos que cruzaban hacia Chile.

- Recostada sobre su regazo a 4.200 metros de altura, la Laguna Brava aparece en el fondo del paisaje en un marco de cumbres nevadas y suaves lomadas, contrastando el brillo de sus aguas salobres con el rosado de centenares de flamencos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico