Piden la expulsión de Ritondo por "violento" y "misógino"

El diputado del PRO recibió un amplio repudio por parte del oficialismo y lanzó una insólita justificación. Como contraataque, el PRO analiza pedir la remoción de Moreau, Tailhade y Osuna.

El Frente de Todos pidió la expulsión de Cristian Ritondo de la Cámara de Diputados luego de los gestos obscenos que realizó durante la sesión del jueves contra la presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau. Las expresiones de violencia y la maniobra de los legisladores de la oposición, que lograron frenar la designación de autoridades en la Cámara y la creación de nueve universidades nacionales, recibió además un amplio repudio por parte de funcionarios y dirigentes del oficialismo.

“Una vez más, la misoginia y la violencia machista se presenta ante la falta de argumentos políticos”, expresó la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Ayelén Mazzina. Ritondo no solo no pidió disculpas sino que justificó su comportamiento y, en modo contrataque, el PRO analiza pedir que sean expulsados Moreau, Rodolfo Tailhade y Blanca Osuna.

En medio de un fuerte rechazo al escandaloso show montado por Juntos por el Cambio en el Congreso, la diputada Mara Brawer presentó un proyecto de resolución para pedir la expulsión del titular de la bancada del PRO. En el texto, la legisladora argumenta el reclamo en "inhabilidad moral" y por haber incurrido en la violación de la Constitución Nacional y la Convenció Interamericana sobre la violencia contra la mujer. “Lo de Ritondo es gravísimo: un diputado nacional haciendo el gesto obsceno de la violación con los dedos de la mano y después a los gritos en el recinto usando el gentilicio 'venezolana' como insulto merece su expulsión. Es xenófobo, misógino, racista y machista”, aseguró Brawer.

En los fundamentos del pedido se expresa que la violencia política puede ocurrir en cualquier espacio de la vida pública y política siendo especialmente grave cuando ocurre en espacios trascendentes para la vida democrática como el Congreso. Y agrega que existen sobradas pruebas para incluir el comportamiento ofensivo y violento del diputado Ritondo en estas configuraciones. El pedido también asegura que “esta gestualidad es digna de un varón violento más que de un representante del pueblo. Es digna de una patota más que de un cuerpo parlamentario elegido por el voto popular. Es la violencia machista en todo el esplendor y sencillez de la que es capaz".

En paralelo, legisladores y funcionarios de los distintos sectores del FdT se expresaron en apoyo a Moreau y repudiaron el accionar opositor. La ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Ayelén Mazzina, remarcó que, “una vez más, la misoginia y la violencia machista se presenta ante la falta de argumentos políticos” y señaló que “en democracia solo es posible construir desde el debate de ideas, no vamos a permitir que quieran callarnos con gritos y amenazas, nunca más”.

El ministro del Interior, Wado de Pedro, atribuyó los cruces en la sesión “a un intento de la alianza opositora Juntos por el Cambio (JxC) de poner en discusión” la presidencia de ese cuerpo, en manos de Cecilia Moreau, y criticó también a los dirigentes que buscan obtener “protagonismo en las redes” sociales.

Por su parte, el Ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, subrayó: “El macrismo mostró actitudes violentas y misóginas e impidió el tratamiento de proyectos para nuevas universidades. Es una línea de conducta. Ya pasó cuando no aprobaron el Presupuesto 2022 con 167 obras universitarias que igual estamos ejecutando”. Entre los repudios, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Santiago Maggiotti, manifestó en su cuenta de Twitter que “las agresiones que recibió Moreau son inadmisibles y que "el momento histórico nos pide unión a los argentinos y las argentinas”.

En la vereda de enfrente, Juntos por el Cambio amenaza con solicitar la remoción de Moreau por haber "violado el reglamento" del Congreso, al prorrogar en tres oportunidades el comienzo de la sesión especial. Lo mismo para los diputados Tailhade y Osuna, señalados de atacar a legisladores opositores.

Ritondo, por su parte, no solo no pidió disculpas sino que responsabilizó a Moreau por los incidentes dentro del recinto, alegando que hubo reiteradas "faltas de respeto hacia la oposición". Como ejemplo dijo que la presidenta de la Cámara atacó al diputado radical Mario Negri por decirle "no sé usted cómo le habla a la mujer, a mí me habla distinto". Por último, calificó a Moreau como una persona “servicial" a la vicepresidenta Cristina Kirchner y aseguró que tiene un “poder delegado que no es suyo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico