Prades recibió el petitorio y se puso a disposición del gremio

Una multitud de trabajadores petroleros acudió ayer al edificio central del municipio de esta ciudad y el intendente Facundo Prades recibió en su despacho a una comisión del gremio, delegados de sectores y afiliados encabezados por el secretario adjunto, Rafael Guenchenén, quien le entregó copia del petitorio que también se hizo llegar a otros jefes comunales, autoridades provinciales y legisladores de diferentes ámbitos.

Prades, quien hasta hace pocos años era un operario petrolero más, desempeñándose en la empresa de servicios Tuboscope (ahora con licencia política), estuvo acompañado por el diputado provincial Gerardo Terraz y el secretario de Gobierno, José Luis Lacrouts.

Guenchenén lo impuso de la crítica situación que se afronta por la escalada de despidos, haciendo especial hincapié en la actitud de los empresarios, señalando que pese a que el precio internacional del crudo está en los valores que requerían las operadoras, igualmente reducen sus operaciones y despiden trabajadores.

Por su parte el intendente se comprometió a darles el respaldo que necesiten, reparando además en que “algunas decisiones no se toman en Caleta, pero tienen serias consecuencias en nuestra zona”.

Al mismo tiempo sostuvo que “está claro que nosotros quedamos en el medio” de las disputas políticas que mantienen los gobiernos nacional y provincial y otra prueba de ello es que “no es casualidad que 400 trabajadores de la UOCRA afectados a cuatro obras en la zona norte estén sin cobrar y sin trabajar”.

Más adelante, al referirse a los empresarios petroleros, dijo que “cuando el petróleo costaba 110 dólares no se quejaron y ganaron”, pero ahora se rehúsan a invertir, a pesar de que los niveles de cotización están dentro de los parámetros normales, por lo cual evaluó que “si hay una pelea política por causas del ajuste, ésta no tiene por qué afectar a los trabajadores”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico