Pratto y Centurión: "Le hablamos, pero si no te dejás ayudar es difícil"

El ex referente de Vélez repasó lo que fue el día a día con su ex compañero, hoy en conflicto con la entidad de Liniers.

El futuro de Ricardo Centurión como futbolista es una incógnita. Cuando parecía que Vélez iba a recuperarlo para reinsertarlo como profesional en los últimos veces, se desconectó completamente de sus obligaciones profesionales, no respondió llamados ni mensajes y estuvo “desaparecido” por varios días, incluso generando preocupación en su entorno. Desde la directiva del Fortín llevaron tranquilidad asegurando que estaba en su casa pese a que había perdido contacto con el club, patrón que se repitió en el último tiempo.

Ahora quien contó detalles de lo que fue su convivencia con Centurión en la entidad de Liniers fue Lucas Pratto, ex referente del equipo al que todavía pertenece el ex mediocampista de Boca y Racing, entre otros: “Cuando llegué, Riky estaba justo en el medio de no saber qué hacer; si seguir en Vélez, si pelearse con el mundo o si seguir siendo una persona positiva para él mismo, para el grupo y su entorno”.

Más tarde, añadió en la entrevista que dio con el programa Poco Correctos de El Trece: “Él dijo que la hija o el hijo era algo que lo había ayudado mucho, pero empezó a no jugar y volver al tema... no digo adicciones, porque no sé realmente qué es lo que tiene, si es que tiene una adicción, pero a perder el rumbo. Nosotros le hablábamos, pero si vos no te dejás ayudar es muy difícil”.

“Capaz que digo algo y va a quedar mal, pero yo no estoy tan de acuerdo en ayudarlo jugando. Sí de ayudar en que más allá de que tenga un contrato, ‘te queremos como persona’. Porque me parece una gran persona Ricky, lo poco que estuve, me pareció una persona muy noble, muy buena gente”, fue otra de las apreciaciones de Pratto, quien luego de un paso por Defensa y Justicia fue contratado por Olimpia de Paraguay, donde milita actualmente.

Y concluyó: “Muchas veces cuando no te presentás a entrenar o llegás sin dormir y tenés compañeros que se rompen el lomo entrenando todos los días y el entrenador te elige a vos antes que a un compañero que se entrena bien, no está bien para un grupo, no es sano para un grupo. Todos somos personas, en un trabajo o en el fútbol, donde todos queremos jugar. Y él le saca el puesto a un compañero que hace las cosas bien”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico