River viajó ayer a Asunción para sellar su clasificación

El DT Marcelo Gallardo tiene una duda para conformar el equipo titular que se presentará en La Olla de la capital paraguaya. Será por el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El plantel de River Plate viajó en la tarde de ayer a Asunción, Paraguay, para jugar mañana la revancha de los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Cerro Porteño con una duda en el equipo, que podría modificar el sistema táctico respecto del que se impuso 2-0 en la ida, la semana pasada en el estadio Monumental.

El entrenador Marcelo Gallardo, que el lunes trabajó con los nueve jugadores que no fueron titulares el domingo ante Talleres (0-1 por la Superliga) más Franco Armani, debe resolver si el reemplazante de Enzo Pérez es Bruno Zuculini o si ingresa algún otro defensor.

La posibilidad de que aparezcan en el equipo titular Javier Pinola o hasta el propio Paulo Díaz haría que el equipo juegue con una línea de cinco defensores, pero con Lucas Martínez Quarta cerca de la zona de volantes, tal como sucedió en La Bombonera en la primera final de la Libertadores 2018.

En el primero de los casos, el ingreso de Zuculini mantendría el sistema actual de un 4-4-2 con los habituales volantes ofensivos trabajando sobre la línea central, los zagueros centrales y los laterales.

El probable equipo es: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Martínez Quarta, Robert Rojas y Milton Casco; Zuculini o Pinola o Paulo Díaz; Ignacio Fernández, Exequiel Palacios y Nicolás de la Cruz; Matías Suárez y Rafael Santos Borré.

El plantel se entrenó ayer a la mañana en el Monumental a puertas cerradas, quedó concentrado y por la tarde desde Aeroparque, en vuelo chárter, la delegación que incluye a 20 jugadores viajó a Asunción donde mañana a 19:15 visitará a Cerro Porteño.

Además de los jugadores mencionados como posibles titulares, el “Muñeco” convocó para estar en el banco de suplentes a Germán Lux, Fabricio Angileri, Jorge Carrascal, Cristian Ferreyra, Lucas Pratto, Ignacio Scocco y Julián Alvarez.

River llega a la revancha con una ventaja de 2-0 en el partido de ida y en caso de anotar un gol no solo evita la posibilidad de penales sino que además obliga al conjunto paraguayo a convertir al menos cuatro tantos para poder eliminarlo.

Asimismo, el capitán Leonardo Ponzio sigue trabajando de manera diferenciada por su lesión muscular y su regreso será luego del receso por fecha FIFA, en la reanudación de la Superliga, a mediados del mes de setiembre.

En otro orden, luego de una serie de obras y remodelaciones a través del Departamento de Infraestructura del Club, se anunció el aumento de la capacidad del estadio Monumental a 70.074 espectadores para el Superclásico con Boca del domingo, por la quinta jornada de la Superliga Argentina de Fútbol.

Podría ser el primero de tres enfrentamientos ante el rival de siempre, si ambos clasifican para las semifinales de la Libertadores (Boca se mide hoy con Liga de Quito).

Por último, el equipo volvió a concentrar en su estadio luego de las remodelaciones en todos los espacios de la concentración, el vestuario y la sala médica que había solicitado el “Muñeco” luego del receso de invierno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico