Salió con ella a divertirse y la terminó denunciando

Una mujer denunció en la Seccional Quinta de Policía que el domingo a la noche se juntó con dos hermanas del barrio Isidro Quiroga a tomar algunas bebidas y que luego con una de ellas se fueron a bailar. En el boliche conocieron a un par de muchachos y decidieron terminar la noche en un departamento del edificio 4 del complejo Las Torres.

Cuando la denunciante se levantó el lunes alrededor de las 13, se encontró con la sorpresa de que le faltaban la mochila, 200 pesos y el teléfono celular. De inmediato dedujo que la que se lo había llevado no era otra que su compañera de diversión, S.R. Por ello decidió presentarse directamente en su casa ubicada en Rementería al 3.000, dentro del complejo 1311 Viviendas, donde fue recibida con afecto, pero cuando pidió sus cosas, la anfitriona dejó de ser amable y solo le dijo: “ándate; no te voy a devolver nada y te voy a cagar a tiros”.

La joven damnificada se marchó, pero quería recuperar lo que le pertenecía, así como lavar la afrenta de haber sido engañada por quien horas antes se mostraba como una amiga de toda la vida. Por eso decidió regresar a la casa de la calle Rementería.

Así fue como se presentó nuevamente, alrededor de las 16:40, con su hijo de 1 año y 7 meses en brazos. Posteriormente, declaró en sede policial que la sospechosa de haberle sustraído sus pertenencias salió del interior de la vivienda con un revólver y le apuntó en la cabeza y a los pies de su hijo, exigiéndole que se retirara y ya no volviera.

Por eso la víctima optó por hacer la denuncia y en el caso tomaron intervención el funcionario de fiscalía Ariel Corredera, la Brigada de Investigaciones y la Seccional Quinta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico