Secretos para el manejo off road

La marca del óvalo repitió el desafío todoterreno con su pick mediana sobre un exigente circuito, en las montañas de Mendoza. Lo acompañó con el primer curso de conducción 4x4 certificado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Ford organizó en Mendoza una nueva edición de la Ranger Experience, iniciativa destinada a demostrar las aptitudes off road de su pick-up mediana. Tras una primera edición veraniega en la playa, ahora llegó el turno de la montaña, en un circuito por Uspallata y Las Heras repleto de dificultades, en especial piedra, ripio y cuestas pronunciadas.

De la experiencia participaron todas las versiones 4x4 de la Ranger, en una caravana que reunió 16 pick-ups y que pudieron completar el trayecto sin inconvenientes. La idea de Ford formó parte un curso de manejo off road, el primero certificado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

En primer lugar, las técnicas de seguridad en conducción 4x4 tienen un solo objetivo: prevenir un accidente. Para aprovechar las bondades todoterreno de un vehículo, es necesario conocer estas técnicas.

Para descenso de pendientes pronunciadas utilizando freno motor, hay que tener en cuenta que todo el peso del vehículo está instalado en el eje delantero. En estos casos, la física provoca una tendencia a equiparar los pesos: envía el eje trasero hacia adelante, poniendo de costado nuestra pick-up y exponiéndonos a un gran riesgo de volcar. Por eso, se debe encarar la bajada en línea recta, perpendicular a la pendiente, con las ruedas apuntando hacia abajo. No tocar ni el freno ni el embrague. Y hay que actuar en forma inversa al instinto: si este nos lleva a frenar, hay que acelerar.

Para ascenso de pendientes pronunciadas se requiere en primer lugar poner la marcha correcta: primera o segunda. Adicionalmente, si la pick-up tiene caja reductora colocar “4x4 low o baja”. Se debe ubicar el vehículo perpendicular a la pendiente, jamás en diagonal. No es lo mismo encarar un ascenso a una trepada de piedra que a un médano de arena: se requieren distintas inercias para cada superficie. En la piedra hay que ascender utilizando el torque del motor, a muy baja velocidad. En la arena, la inercia con la que se encare la trepada. En caso de no alcanzar la cima, volver siempre por la misma huella y nunca girar (riego de volcar)

Para inclinación lateral, también hay que actuar de forma contraria al instinto (que llevará a subir o frenar). Lo correcto en esta situación es girar el volante hacia la pendiente (hacia abajo) y acelerar hasta que la 4x4 quede totalmente perpendicular a la pendiente (apuntando recto hacia abajo).

Otro eje clave en el manejo off road se da con la transferencia de masa, que se da, por ejemplo, al trepar un médano alto que corta abruptamente en la cima. Para transferir el peso al eje delantero, solo se debe frenar un poco o desacelerar antes de la cima. De esta manera, todo el peso iría al eje delantero y se absorbería el obstáculo con facilidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico