Separaron del cargo preventivamente al enfermero investigado por falsificar certificados médicos

El enfermero que es investigado por falsificar firmas de médicos del Servicio 107 de Emergencias y del Hospital Regional en certificados truchos, que presuntamente también comercializaba, fue apartado preventivamente del cargo.

El director del Area Programática Sur, Jorge Benítez, informó ayer que el enfermero E.C., que es investigado por falsificar firmas de médicos del servicio de emergentología, fue separado del cargo hasta tanto se determine su situación judicial.

Desde el Area Programática dijeron que tenían conocimiento de la situación porque ya habían advertido una serie de irregularidades en algunos certificados, por lo que estaban realizando análisis internos de la situación, lo que conllevó también a que los profesionales médicos realicen la denuncia.

Después de los allanamientos que llevaron adelante el Ministerio Público Fiscal y la Brigada de Investigaciones el viernes a la tarde en la vivienda del enfermero, ubicada en el barrio LU4, las autoridades del Área Programática Sur se pusieron en contacto con la Asesoría Legal de la Provincia del Chubut.

“Pedimos la Asesoría Legal apartarlo momentáneamente hasta que se determine su proceso judicial. Nosotros de manera preventiva debemos apartarlo del cargo”, dijo Benítez a Canal 9.

El funcionario acotó que “aparentemente tenía sellados en certificados en blanco y luego hacia mal uso de esos recursos”. La última denuncia que habían recibido las autoridades del Area Programática data de hace un mes y medio. En esa área que depende el Servicio 107 de Emergencias trabajaba este enfermero desde hace varios años.

La Brigada de Investigaciones, con la orden de la jueza penal Mónica García, ingresó el viernes a la vivienda del barrio LU4 y encontró varios recetarios sellados en blanco. Los mismos eran confeccionados por el enfermero que al momento de emitirlos, habría falsificado las firmas de sus compañeros de trabajo, entre ellas una médica del 107.

Además se investigará cómo llegaron a sus manos medicamentos -entre ellos inyectables- sin ningún tipo de recetarios y que fueron hallados en su departamento. Al requisar la vivienda del enfermero que se hacía pasar por “médico trucho”, la policía también encontró un revólver calibre 22.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico