Sus padres recurrieron a la Justicia para que pudiera jugar en otro club

Florentino Ameghino se negaba a darle el pase para jugar en USMA a un chico de 17 años que se había formado futbolísticamente en el club de Kilómetro 3. Los padres del adolescente presentaron una acción de amparo y la jueza de Familia, María Marta Nieto falló a favor del deportista. La magistrada tuvo en cuenta la doctrina nacional e internacional que obliga a la Argentina a adoptar medidas tendientes a respetar plenamente el derecho de los niños y adolescentes, además de reconocer la capacidad que tienen para formarse sus propias opiniones.

La jueza de Familia de Comodoro Rivadavia, María Marta Nieto, hizo lugar a una acción de amparo y ordenó al Club Atlético Florentino Ameghino que otorgue las autorizaciones y efectué las gestiones que resulten ser necesarias para que un menor de edad continúe su carrera como futbolista amateur en el club Unión San Martín Azcuénaga (USMA).

También ordenó a la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia, a la apertura del libro de pases, a cargar en el sistema que utilizan la Asociación del Fútbol Argentino y el Consejo Federal, la inscripción en el club USMA del adolescente involucrado en el caso, respetando su libertad de acción y pase libre.

Los padres del joven presentaron el amparo contra el club Ameghino, que se negaba a otorgar la libertad de acción del chico de 17 años. El adolescente empezó a jugar en el club de Kilómetro 3 a los 9 años, pero entre el 4 de abril y el 30 de junio de este año fue cedido a préstamo a USMA.

Los padres del deportista le requirieron a los dirigentes de Ameghino que dejaran a su hijo en libertad de acción y otorgaran el pase libre a USMA, lo que fue rechazado por el club donde inició su carrera.

En su fallo, la jueza Nieto tuvo en cuenta el avance que ha tenido en la provincia y la nación el reconocimiento de los derechos de los niños, como sujetos de derecho, impidiendo su objetivación por parte del mundo de los adultos y en defensa el interés superior del adolescente.

Con respecto a este punto, según informa el sitio Jus Noticias del Poder Judicial de la Nación, la jueza indicó: “debe respetarse la autonomía, la libertad y el derecho a practicar el deporte que le gusta”.

Al celebrarse la audiencia de contacto personal, el menor de edad fue consultado sobre el amparo y señaló que, efectivamente quería jugar en USMA porque tenía mejores condiciones edilicias, mejores profesores y que se encontraba muy cómodo con sus compañeros de equipo.

La magistrada tuvo en cuenta la doctrina nacional e internacional que obliga a la Argentina a adoptar medidas tendientes a respetar plenamente el derecho de los niños, reconociendo la capacidad de este para formarse sus propias opiniones.

También tuvo en cuenta la actitud omisiva del club demandado de dar cuenta de los motivos de su negativa a acceder a lo peticionado por el jugador. La magistrada sostuvo: “tratándose de un deporte amateur la decisión de rechazar el pase definitivo del jugador menor de edad a otro club es arbitraria y violatoria de los derechos y garantías contemplados en la Constitución Nacional, artículo 75, incisos 22, 14 y 19.

En el mismo fallo, Nieto se dirige en forma personal al adolescente involucrado en el caso, con las siguientes palabras: “para poder resolver lo que me pediste, tuve en cuenta la conducta del Club Atlético Ameghino que, sin dar fundamentos, ni escuchar tu opinión y sin respetar tus necesidades te negó arbitrariamente el pase a USMA, lo que llevó a tus padres a iniciar este trámite judicial. Llegué a la conclusión de que el Club Ameghino no actuó adecuadamente ni con la justificación suficiente al negarte el pase a otro club que solicitaste, por ello, estoy ordenando que el Club Florentino Ameghino realice el pase y todas las gestiones necesarias para que puedas jugar al fútbol amateur en USMA”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico