Tuvo un accidente en la cárcel y le dieron prisión domiciliaria

En una audiencia de control de la prisión preventiva por lesiones graves agravadas por el uso de arma, se resolvió otorgarle arresto domiciliario a Marcelo Vidal.

La mañana del presente viernes se concretó la audiencia de control de la prisión preventiva que cumple el imputado Marcelo Vidal en relación a una causa por lesiones graves agravadas por el uso de arma. El defensor solicitó, en relación a un accidente que sufrió el imputado en su lugar de detención, su arresto domiciliario, lo cual no fue controvertido por el representante de fiscalía. Por último, la jueza penal resolvió morigerar la prisión preventiva que cumple el imputado y otorgar el arresto domiciliario a Vidal.

Presidió la audiencia de control María Laura Martini, jueza penal subrogante; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Ariel Corredera, funcionario de fiscalía; en tanto que la defensa de Vidal fue ejercida por Mauro Fonteñez, abogado particular del mismo.

El defensor, en un primer momento, solicitó se revise la prisión preventiva que viene cumpliendo su asistido en base a un Informe del Cuerpo Interdisciplinario Forense, por un accidente doméstico en su lugar de detención, que le provocó un traumatismo en el codo izquierdo.

La forense Eliana Bévolo analizó al imputado, concluyendo que en virtud del accidente Vidal requiere asistencia de terceras personas para su aseo personal y demás actividades, hasta que se le retire el yeso.

Luego se realizó un informe socio ambiental por parte de la Agencia de Supervisión para evaluar el domicilio donde cumpliría su arresto domiciliario, de resultado positivo. Por todo lo cual el defensor solicitó la morigeración de la prisión preventiva de Vidal, en base al artículo 10, inciso A, del Código Penal, con rondines diarios de personal policial. De esta manera los peligros procesales existentes se encuentran cautelados, concluyó el defensor.

Por su parte el funcionario de fiscalía expresó que no se han discutido los peligros procesales existentes, y en base al principio de objetividad, el Informe de la Agencia de Supervisión no objeta el pedido de la defensa de morigerar la prisión preventiva del imputado, por su arresto domiciliario con control policial.

Finalmente, la jueza penal resolvió, ante la conformidad de las partes, morigerar la prisión preventiva que cumple el imputado Vidal y otorgar su arresto domiciliario por la situación de salud que no le permite permanecer detenido, lo cual se encuentra corroborado en la presente audiencia por el yeso que presenta el imputado en su brazo izquierdo, fundando su resolución en el Informe del Cuerpo Interdisciplinario Forense que concluyó que requiere asistencia de terceros y que de esta manera se torne inhumano su situación de encierro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico