Un policía fue agredido en el barrio Abásolo

Un efectivo de la Seccional Séptima fue golpeado por familiares y vecinos de un delincuente que había amenazado con un revolver a un adolescente mientras esperaba el colectivo.

El hecho ocurrió alrededor de las 9:50 de este domingo cuando el cabo Mario Llanculen trató de detener a Felipe Daniel Cerroria (20), quien sobre la calle Huergo y Chazarreta, amenazó con un revolver a un adolescente (15) mientras esperaba el colectivo.

Toda la escena fue vista por un transeúnte que dio aviso a la policía. A los pocos minutos un móvil de la Seccional Séptima llegó al lugar y el agente Llanculen persiguió a Cerroria, que cuando escapaba arrojó el arma de fuego y agredió al agente con una piedra que tenía en una de sus manos.

Un grupo de 10 familiares y vecinos del delincuente intentaron evitar la detención y golpearon al policía, quien tuvo que ser derivado a un sanatorio privado por las lesiones.

Finalmente Cerroria fue trasladado a la comisaría por robo en grado de tentativa agravado por el uso de arma y atentado y resistencia.

Personal de Criminalística secuestró un arma de fuego calibre 32, con municiones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico