Un prestamista en apuros

La Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia le allanó ayer a la mañana su casa a Gustavo Cárcamo, alias "el Chancho", a quien la Fiscalía investiga por extorsión y robo con arma de fuego, al despojar a un hombre de su camioneta Jeep Cherokee por una deuda de 45 mil pesos de un préstamo que le había otorgado.

La víctima denunció que Cárcamo lo citó a una escribanía de la avenida Roca en donde según dijo, él estaba dispuesto a cederle el vehículo a cambio de saldar su deuda, esperando que la otra parte le diese 50 mil pesos, pero antes habría sido amenazado con un arma y le quitaron los papeles y la camioneta. Ello habría ocurrido el jueves pasado en las adyacencias del lugar en el que se citaron.

En la denuncia la víctima, según informaron las fuentes de la investigación, expuso que le había pedido plata prestada al “Chancho” Cárcamo. Unos 45 mil pesos, pero como no los había podido devolver convinieron la entrega de su Jeep Cherokee modelo 1999 ante escribano, saldando así la deuda que tenía, pero con la condición de que Cárcamo le debía abonar 50 mil pesos al vendedor para concretar el negocio.

Sin embargo, según denunció el damnificado, el sospechoso antes de ingresar a realizar la transacción a la escribanía lo amenazó con un arma de fuego y le robó los papeles de la camioneta, la Jeep y se marchó sin entregarle el dinero.

De esa manera, el funcionario de Fiscalía Facundo Oribones, con denuncia en mano y averiguaciones realizadas por personal de la Brigada le solicitó a la juez Mariel Suárez un allanamiento en una vivienda ubicada en calle Código 554 al 2000, en el barrio San Cayetano, donde reside Cárcamo.

Ayer la orden de requisa se llevó a cabo y arrojó resultados positivos para la Fiscalía porque además de secuestrar y recuperar la Cherokee -dominio CZR 008-, encontraron un arma de fuego tipo carabina calibre 308 con mira telescópica y más de un centenar de balas.

“Chancho” Cárcamo ya está a disposición de la Fiscalía y en las próximas horas podría sentarse en el banquillo ante un juez si desde el órgano acusador se decide avanzar con la imputación y formalización de la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico