"Uno pide el aislamiento porque no hay camas"

El jefe de Guardia del Hospital Regional describió un panorama desolador sobre lo que ocurre en Comodoro en estos momentos. "Cuando se habló de pandemia, era esto", dijo Hernán Abad.

El jefe de guardia del Hospital Regional, Hernán Abad, se manifestó partidario de un mayor aislamiento en Comodoro y Rada Tilly porque “se ve que la sociedad no acompaña. Y son las mismas personas que después veo llorar en la sala de espera porque internaron grave al padre o al abuelito”.

El médico sostuvo que “fue una semana complicada con un fin de semana mucho más complicado. Estamos trabajando con camas supercalientes. Hubo gente hasta dos días en la guardia porque estaba todo trabado. Recién hoy se alivió un poco la situación, pero la infraestructura no está pensada para hacer una internación. Uno ha reacomodado lo que se pudo”.

Abad acotó que “el fin de semana los cinco consultorios estuvieron ocupados y había un paciente al que no había dónde revisarlo, con una ambulancia afuera que tenía otro enfermo”.

Indicó que “cuando se habló de pandemia, es esto. Se rebalsa cualquier recurso que haya. Hoy se decidió que se van a dividir las guardias para tener más capacidad de internación con posibilidad de respiración”.

Resaltó además que cada sanatorio tiene sus propios problemas, lo cual se reflejó en el caso en el que debió intervenir la Justicia para garantizarle a un contagiado una cama con respirador artificial. “Esta ambulancia al final terminó en el hospital. No se puede poner un paciente al lado de otro para que lo contagie. Yo como médico no puedo entrar en un tema administrativo y la realidad es que hay problemas con el sector privado. Ayer teníamos acá un paciente con Osde y otro con Ospecom y caminando mandaron a otro. En lo teórico está hablado y ocurre, ¿pero qué pasa cuando el medio privado no dispone de camas y entonces las ambulancias llegan al hospital?”.

En LaCienPuntoUno, Abad indicó que “el problema de los anexos es que reciben pacientes una vez que están confirmados. Ahí está el cuello de botella. El anexo está pensado para positivos confirmados. Los que quedan en guardia es a la espera de resultados”.

Concluyó que este lunes al mediodía “todas las camas de Covid y no Covid están ocupadas; esta todo lleno porque se terminó internando todo lo pendiente el fin de semana”.

Otro aspecto a tener en cuenta es el recurso humano. “Todos los servicios estamos trabajando extra, sin pago, pero extra, y todo es estrés. La última semana arranco fuerte y hubo contagios en el personal de salud; hay que cubrir a la gente que se enferma. No hay relevos. Es reacomodar los que estamos y poner el pecho”.

Apuntó que “es un estrés extra que no todos estamos acostumbrados a tener. No se descansa. El trabajo no se corta. Creo que recién ahora se nota la pandemia; lo otro fue una entrada en calor”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico