Unos 90 policías declarados "ineptos" vuelven a prestar servicio

El jefe de la fuerza, Miguel Gómez, confirmó la reincorporación de efectivos considerados "ineptos". La medida fue valorada como una "segunda oportunidad". Serán controlados y si no convencen, serán dados de baja, adelantó el jefe de la fuerza.

Alrededor de 90 efectivos policiales sobre un total de 110 se encuentran nuevamente en actividad y con un seguimiento trimestral, al otorgarse una nueva oportunidad para continuar trabajando en la fuerza, luego de que fueran declarados “ineptos” para desempeñar sus funciones tiempo atrás.

La novedad fue confirmada por el propio jefe de la Policía provincial, comisario general Miguel Ramón Gómez, que cuando asumió tomó la decisión de conversar con aquellos a los fines de abordar su situación y las causas y motivaciones a las que habían arribado para que corra riesgo su trabajo.

El régimen policial tiene de estricto que al no cumplimentar los artículos 11 y 51 de promociones y que tiene que ver con las exigencias para ascender al grado inmediato superior de la institución policial, en dos períodos se los declara ineptos y con la correspondiente baja de la repartición. Cuando Gómez asumió en la conducción de la fuerza, se encontró con más de un centenar de policías que se hallaban bajo esa circunstancia, ya sea por exceso de certificados médicos, por no pasar o realizar las tareas físicas exigibles y que hacían prácticamente imposible un ascenso; hecho que es una condición indispensable para continuar en la carrera policial.

A raíz de ello, se logró un compromiso mutuo de otorgar y aceptar una última oportunidad. “Cada una de esas personas, tuvo una nueva y última chance, porque hay que entender, muchas veces, las causas que la llevaron a esa situación. Y hasta ahora, la gran mayoría viene desempeñándose bien en su labor y cumpliendo todos los requisitos que exige esta función de Policía”, precisó Gómez.

No obstante ello, el jefe de la fuerza advirtió que se les hará un seguimiento de manera trimestral con un informe del jefe de la dependencia o unidad operativa en donde esos policías están trabajando y a partir de esa evaluación se toma la decisión definitiva; experiencia que es considerada muy positiva por los miembros de la conducción de la fuerza.

“Tenemos un altísimo porcentaje de aquellos policías declarados en su momento como ineptos que han vuelto a trabajar, por lo que logramos revertir –de alguna manera- esa anómala e irregular situación”, puntualizó el funcionario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico