Con Macri no se puede bajar la guardia

Quienes viven en Comodoro han comprobado nuevamente que no les será gratis no haber respaldado con su voto a Mauricio Macri en las elecciones. Es estos detalles pesan, más allá de la foto de ocasión, las sonrisas vacías y la invitación al diálogo que continuamente pregona. Total, la última palabra siempre la tendrán los CEO a los que aún les quedan 1.389 días de gobierno. Es cierto que el recorte presupuestario en la universidad local es parte de una política que ha dispuesto Nación con las altas casas de estudio en general. Después de todo, ya lo había dicho en campaña el hombre de los globos amarillos: "¿para qué queremos tantas universidades?". Pero lo que pasó con el aeropuerto; la amenaza que nunca abandonó a los petroleros y la falta de contemplaciones con los patagónicos a la hora de fijar el nuevo mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias confirma que se va camino nuevamente a ser la periferia de la Patria. El aeropuerto General Mosconi cumple un rol clave en la región. "Es la puerta de entrada a toda la zona sur de Chubut y a gran parte de Santa Cruz", han dicho dirigentes políticos y hombres de negocios apenas tomaron nota de que la obra de ampliación tantas veces postergada (y de cuya importancia dio cuenta el temporal de este fin de semana que imposibilitó la utilización de la manga para facilitarle el descenso a una persona que se desplaza en silla de ruedas) no figura en los planes para 2016, contradiciendo lo que en enero le dijo el ministro de Transportes de la Nación, Guillermo Dietrich, en la cara al gobernador Mario Das Neves. "Estamos muy preocupados ante la posibilidad de que se pierdan las obras en el aeropuerto que ya quedó chico y que urgentemente necesita contar con mejores instalaciones. Vamos a seguir buscando respuestas para que la obra sea incluida", prometió el concejal Pablo Martínez, de Cambiemos, fuerza que presenta la peculiaridad en esta ciudad de mostrarse crítica para con su propio gobierno cuando se trata de cuestiones de economía regional. Con ello, además, ignoran olímpicamente al propio gestor local de la alianza radical-liberal, el ex senador Mario Cimadevilla, quien por estas horas se debate sobre la conveniencia de compartir palco con su gran adversario político provincial –el gobernador Das Neves– cuando Macri asista a la apertura legislativa prevista para el jueves 3 de marzo. En tanto, la "paz social" que con bombos y platillos se anunció por seis meses en el tema petrolero apenas duró 15 días, ya que solo una gestión de última hora del Con Macri no se puede bajar la guardia gobernador evitó el paro que el sindicato impulsaba el miércoles a partir de la ambigua actitud de las operadoras que no parecen muy dispuestas a cumplir su parte del acuerdo: mantener equipos en actividad para evitar los telegramas de despido. PAE ahora ratifica que retomará el movimiento, aunque sus antecedentes la condenan. Mientras, Tecpetrol se muestra más intransigente en cuanto a dejar en la calle a 200 trabajadores. No se vienen días fáciles para la cuenca porque aquí también parece haber un doble discurso de Nación que si hasta ahora no inclinó la balanza para el lado de las empresas quizás solo fue por los cuatro votos que le puede aportar Chubut Somos Todos en el Congreso para conseguir leyes polémicas. De allí que haya resultado más que oportuno el acuerdo público que anunciaron en Rawson Das Neves y Sergio Massa el día que éste solo comió arroz porque andaba con problemas estomacales. Se sabe que el ex informante de la Embajada de Estados Unidos hace hoy lo que hizo Carlos Saúl Menem hace 32 años: pegársele a un Presidente de distinto signo político que conserva buena imagen general entre la sociedad. Mientras tanto, hace turismo en Europa sin tener que meter la mano en el bolsillo. Estuvo en Davos; ahora irá a El Vaticano. Ello es rescatado como signo de madurez política por las corporaciones mediáticas que minimizan escándalos que los argentinos registran solo por la prensa extranjera, como ocurrió con la designación de la hermana de la reina de Holanda en un cargo del Ministerio de Desarrollo Social para el cual no está calificada. Habrá que estar atentos luego de la pirotecnia que se arroje para celebrar mañana el 115 aniversario para establecer hasta dónde se puede tensar la cuerda si se pretende postergar nuevamente a Comodoro. El gobernador seguramente percibirá el estado de ánimo local el próximo sábado, cuando asista al vigésimo aniversario del destacamento de bomberos de Mosconi. Es que más allá de marchar hasta el momento por la misma senda, hay gestos que no pasan desapercibidos. Por ejemplo cuando Das Neves celebra anuncios del Gobierno nacional que son cuestionados por la dirigencia sindical, incluso de aliados que fueron claves para que ganara las elecciones hace cuatro meses. El diputado nacional y secretario general del sindicato de Camioneros estuvo en aquella reunión promovida por el intendente Carlos Linares cuando antes de asumir el nuevo Gobierno provincial, hubo algunas movidas desde el valle para reflotar a los "Dragones". Fue cuando se habló de "blindar" Comodoro. Jorge Taboada optó por el silencio cuando el ministro Coordinador, Víctor Cisterna, deslizó la posibilidad de quitarle recursos de la coparticipación provincial a Comodoro, pero sí se expresó en relación a los cambios en el Impuesto a las Ganancias. "No es lo mejor", dijo al comprobar que en la Patagonia con toda seguridad van a tributar hasta quienes obtengan alguna mejora salarial en las paritarias que todavía no empezaron. Es que ahora para un trabajador sin carga de familia, el sueldo bruto que lo dejará fuera del alcance del impuesto es 22.475 pesos. De esta manera, el foco de atención se centra en cuál sea el resultado este año de las paritarias. Economistas y tributaristas advirtieron que si no se modificaban las escalas en el Congreso, tras las paritarias se licuaría la mejora en el mínimo no imponible. Por ejemplo, en caso de una paritaria que logre un aumento del 30 por ciento para este año, pasarán a pagar el impuesto los solteros que hoy cobran 17.500 pesos brutos, los casados, con 20.330 pesos, y los casados con hijos, con 23.170. En este punto fue más directo

el representante sindical de los Empleados de Comercio, Osvaldo González: "estamos en iguales condiciones que en Buenos Aires. Dentro del tope, deberían tocar el tema de la zona". Mientras, Alfredo Prior (de los jerárquicos municipales) expresó que "es pan para hoy y hambre para mañana. En marzo seguramente habrá paritarias y cada gremio discutirá una pauta importante que será absorbida por este Decreto". Consideró que el anuncio de Macri "fue más política que cuestiones de fondo", lo cual se verificó con la presencia de 13 gobernadores y dóciles sindicalistas que aplaudían en primera fila lo que 24 horas después comenzaron a criticar, cuando el Presidente dijo que este año no se modificarán las escalas, algo que había prometido en campaña. También los petroleros se vieron afectados en este punto, más allá de las primeras declaraciones de Jorge Avila, presente en la Casa Rosada junto a Das Neves. El viernes el sindicalista comenzó a moverse al respecto buscando sintonía con legisladores nacionales que no se limiten a ser meros aplaudidores del Presidente. En tal sentido, se propone reimpulsar los proyectos de Marcelo Guinle para deducir del impuesto ítems como Zona Patagónica o Zona Desfavorable.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico