Mallín Ahogado: un circuito de abundante belleza natural

Con dos cascadas imponentes, recorridos interpretativos, un jardín botánico, chacras para degustar los más ricos productos locales, la posibilidad de practicar canopy, un museo y un bosque encantado, es una zona con una amplia oferta en atractivos turísticos en El Bolsón.

En el circuito de Mallín Ahogado se encuentra a 10 Km de El Bolsón, destino predilecto por jóvenes y familias amantes de los paisajes cordilleranos. Este paseo es de medio o día completo y está abierto en cualquier momento del año. Puede accederse en automóvil, mediante un trekking o cabalgata. El acceso se ubica a 4 km. del pueblo por la ruta 40 Norte y es una zona de productores de Lúpulo, fruta fina, elaboración de queso y artesanos.
Se puede considerar un circuito global que brinda el acceso a varios atractivos. Tomando el primer desvío a la izquierda, se accede a la Cascada Escondida que, como su nombre lo indica, se oculta entre los bosques de la Loma del Medio. Está formada por el Arroyo del Medio que nace de los mallines de la "Loma Atravesada".
Sin dudas un paisaje de ensueños que vale la pena conocer y es una de las joyas que alberga El Bolsón. Una vez tomado el desvío lo único que se debe hacer es seguir la señalización y recorrer el sendero principal que desciende. En el camino se puede disfrutar de varios miradores que cuentan con sectores de descanso. De allí se llega al piletón natural que forma la caída del salto, de aproximadamente 30 metros de altura. Y se sube serpenteando hasta el lugar donde se origina la cascada.
Esta cascada se encuentra dentro de la reserva Loma del Medio - Río Azul perteneciente al INTA que cuenta con un área recreativa con un Jardín Botánico y un sector de picnic con fogones.
En el Jardín Botánico hay senderos interpretativos que ponen en contacto al turista con diferentes especies de flora autóctona y exótica que se desarrollan en la región. Los objetivos del lugar se relacionan con el conocimiento de las especies para la enseñanza, la investigación y la conservación del ambiente. Hay también algunos juegos para niños y en verano funciona una proveeduría.
Retomando el camino, se ingresa al paraje agrícola Mallín Ahogado. El siguiente punto de interés es la cascada de igual nombre, sitio ideal para picnic, es otra bifurcación desde la vía principal que va hasta el Centro Invernal del Cerro Perito Moreno pasando por la Chacra de Wharton. La Esquina Polaco-Chacra Wharton es uno de los lugares más conocidos y visitados desde la primavera hasta el otoño, dentro del circuito. Ahí las familias de antiguos pobladores Wharton y Matalaszuk ofrecen en sus paradores y restaurantes la posibilidad de disfrutar de productos caseros elaborados, sea con carne vacuna o vegetales de huerta, y también se pueden comprar alimentos no perecederos. El lugar también recibe exposiciones artísticas, como la colección de tallas en madera del artista y escultor Ernesto Bertedor.
Volviendo al camino principal se ofrece la posibilidad de visitar el pueblo y el valle del Mallín. Es también acceso a varios refugios de montaña y a toda una comunidad agrícola ganadera.
Pero si de atractivos naturales se habla, la cascada del Mallín ofrece un concierto abrumador de aguas golpeando entre las rocas y cayendo a metros de altura. En un tiempo, intentó utilizarse el desnivel del terreno que ofrecía para instalar una pequeña estación hidroeléctrica. Aunque el proyecto no funcionó, sus restos aún permanecen.
Cerca de allí, una joven pareja de montañistas lleva adelante Patagonia Canopy Tour, interesante proyecto que ofrece la posibilidad de deslizarse entre los árboles y contemplar el bosque y el valle en toda su dimensión. El circuito cuenta con varios cordeles y recorridos, todos ellos con estrictas normas de seguridad que garantizan la adrenalina sin riesgo alguno.
Entre los "enigmas" que rodean el circuito surge de los propios visitantes, que ávidos de encontrar leyendas donde no las hay, imaginan que el nombre "Mallín Ahogado" refiere a un viejo indígena malogrado entre las aguas de la zona. La explicación es más sencilla: "mallín" es sinónimo de ciénaga y humedal, rasgo geográfico distinto de esta zona de numerosas afluencias.
Dentro de las innumerables atracciones está también el Museo de Piedras Patagónicas, con especímenes minerales para coleccionistas, un Parque Temático de Geología Patagónica, la Pirámide Andina y hasta una exposición de meteoritos. Allí se exhiben 19 meteoritos, cada uno con su informe científico correspondiente. La recomendación es llegar con tiempo porque hay mucho para ver, partiendo desde el material didáctico con minerales de cada provincia argentina.
El complejo ofrece más de mil metros cuadrados de superficie con diferentes áreas: museo al aire libre, paseo geológico de la Comarca Andina del Paralelo 42º, un museo cubierto con sectores mineralógico y malacológico, el parque temático geológico, la pirámide andina y las "notables de piedras patagónicas", donde se destaca el corazón de cuarzo que marca el latir de la Patagonia desde hace 160 millones de años. El lugar también cuenta con un taller propio de artesanías en piedras cortadas, pulidas y talladas en todo tipo de colores y formatos.
Otro sitio imperdible del circuito del Mallín Ahogado es el Bosque Temático Belenus, compuesto por esculturas de hadas, duendes y distintas especies de la fauna natural realizadas por el artista Ernesto Bertedor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico