Ya se ven filas para obtener una garrafa de gas: la de 10 kilos aumentó a 95 pesos

Comenzaron los días fríos de otoño, con temperaturas que llegaron durante la mañana del sábado a bajo cero, y ya se observaron largas filas en Surgas para conseguir una garrafa, que este año aumentó a 95 pesos. Desde la empresa señalaron que, a comparación de los años anteriores, no hay restricción para la venta.

La garrafa de gas envasado de 10 kilos pasó de costar 80 a 95 pesos en los últimos meses, así lo confirmaron esta mañana desde Surgas a El Patagónico.

Desde la distribuidora de gas envasado local también informaron que el abastecimiento es normal a partir de que están llegando entre 4 y 5 camiones, cada uno con 23 toneladas, para proveer a los vecinos de la ciudad que no cuentan con el tendido de gas natural. Hoy eran más de 50 personas las que esperan por una garrafa.

Actualmente no hay restricciones en cuanto a la venta de unidades. "Estamos vendiendo alrededor de 200 garrafas diarias", sin tener en cuenta las unidades que venden los revendedores en los barrios, según informó desde Surgas, Carina Kesen, a este medio.

También recordaron que los inconvenientes registrados el año pasado no fueron una responsabilidad de la empresa: "si las petroleras no largan gas, yo puedo mandar todos los camiones, pero si no cargan, nos quedamos sin gas igual. Son factores externos", afirmó a este medio.

Finalmente, aclaró que ya no hay garrafas con tarifas especiales porque ya no hay un "subsidio" directo con la distribuidora a partir de la puesta del Programa Hogar, a través de ANSES, por el cual se le deposita al usuario el monto por cierta cantidad de garrafas.

El Programa Hogar - hasta el año pasado – preveía el monto del subsidio a depositar por garrafa en 77 pesos, mientras que el precio máximo ha sido fijado en 97 pesos.

GARANTIZAR LAS GARRAFAS

Ante las bajas temperaturas que se comenzaron a registrar con el arribo del otoño a la ciudad petrolera, El Patagónico le consultó al secretario de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey, sobre cómo se trabaja para atender la demanda de aquellos que deben recurrir a las garrafas para poder cocinar, bañarse y por supuesto calefaccionarse del crudo clima patagónico.

Al respecto, Rey confirmó que esta semana mantendrá una reunión con la proveedora local de garrafas para evaluar el stock, con el objetivo de analizar si el mismo permitirá cubrir la demanda para este año,teniendo en cuenta que durante el 2014 y el 2015, en reiteradas ocasiones, se registraron inconvenientes en el abastecimiento.

En este marco, el funcionario adelantó que el viernes pasado desde Nación se informó una nueva propuesta con respecto a los requisitos para ser beneficiario de la garrafa social, pero aclaró que según comparaciones que se encuentran realizando desde el área "son medianamente iguales" a los del año pasado. Y recordó, que los trámites para contar con este beneficio seguirán siendo a través de ANSES.

Durante el 2015 el valor de la garrafa social fue de 77 pesos e indicó, que en caso de que haya algún tipo de actualización del costo, seguramente el gobierno nacional se hará cargo de cubrirlo en la Patagonia.

De igual manera, recordó que en la municipalidad sigue en marcha el Plan Calor de Leña que está destinado para las familias más vulnerables y se gestiona a través del área de Desarrollo Humano y Familia. El último padrón en Comodoro daba cuenta de que hay 1.500 beneficiarios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico